Trastornos tiroideos, peligrosos en embarazo

Experto señaló que cuando ocurren estas anomalías en este periodo hay más riesgo de prematuridad y menor capacidad intelectual.

16/05/2013 4:12
AA

 Presentar cansancio crónico, debilidad, piel seca, intolerancia al frío, caída de pelo, dificultad de concentración, mala memoria y estreñimiento podría indicarnos que se  padece algún trastorno de la tiroides, y puede que los síntomas sean severos o casi imperceptibles.

Sin embargo la única forma de comprobar si hay anomalías o no es por medio de un examen de sangre.

Según Sergio Donnay, coordinador del Grupo de Trabajo de Déficit de Yodo y Disfunción Tiroidea de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), cuando estos trastornos aparecen en el embarazo aumenta el riesgo de abortos y de prematuridad”, además de la posibilidad de que los hijos tengan “una disminución en sus capacidades intelectuales”.

Durante el  55 Congreso de la SEEN, los expertos expusieron que el  hipotiroidismo es la enfermedad más frecuente del tiroides, que padecen casi 700 mil personas en España.

Los especialistas señalaron que existen tres grandes grupos o poblaciones de riesgo en los que tiene mayores consecuencias el hipotiroidismo no tratado:

  • Los escolares
  • La mujer en edad fértil
  • Las embarazadas

Al haber este grupo de riesgo y ser tan complicado durante el embarazo, se ha propuesto que se realice un chequeo general en ellas al menos al inicio de su embarazo.

Esta iniciativa se prevé para  todo el mundo con el auspicio de la Federación Internacional del Tiroides y de otras sociedades científicas internacionales dedicadas al estudio de esta glándula.

Yodo, importante para prevenir estos trastornos

El especialista hizo hincapié en la importancia de que se siga trabajando en esta área y, asimismo, que la alimentación sea la adecuada para mantener el buen estado nutricional del yodo, con las cantidades necesarias de leche y pescado, por ejemplo.

 Si bien lo ideal es que las mujeres embarazadas revisen su tiroides al menos una vez al principio del embarazo e incluso antes, cuando se planifica el embarazo, “en el caso de una mujer embarazada que ya está recibiendo tratamiento por un trastorno tiroideo es aconsejable que se revise su tiroides cada seis a ocho semanas. Esto garantizará que la glándula tiroides funcione de forma normal”, ha revelad Donnay.

A la par, estudios recientes han demostrado que existe una relación directa entre un funcionamiento deficitario de la glándula tiroides y la subfertilidad, es decir, una mayor dificultad por parte de la mujer de llevar a buen término sus embarazos.

“Cada vez son más frecuentes trabajos en los que se comprueba cómo el tratamiento con hormona tiroidea a mujeres con hipotiroidismo mejora los resultados de las técnicas de reproducción asistida”, señaló el especialista.

Para la población, en general, incluyendo a los niños en edad escolar, se aconseja que al día consuman un mínimo de 150 mcg de yodo. Una cantidad que puede obtenerse fácilmente consumiendo sal yodada. (Europa Press)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: