Inulina de agave vs cirrosis hepática

Este carbohidrato disminuye los niveles de amonio.

10/09/2018 7:36
AA
tratamiento para cirrosis

Esta investigación se ha convertido ya en una solicitud de patente que busca registrar el uso de la inulina como suplemento alimenticio contra la cirrosis hepática.

El tratamiento para cirrosis podría incluir inulina de agave. Investigadores de la Universidad de Guadalajara (UdeG) han encontrado que la inulina de agave disminuye algunas complicaciones de la cirrosis hepática.

De acuerdo con las “Guías Diagnósticas de Gastroenterología” elaboradas por el Hospital General de México, la cirrosis hepática es una alteración crónica e irreversible que representa la etapa final de diversos procesos crónicos o agudos que afectan al hígado.

Te recomendamos: Los peligros de las leches de sabores

Tratamiento para cirrosis y la inulina de agave

La inulina se obtiene del agave y se trata de un carbohidrato.

Al respecto, los doctores Vidal Delgado Rizo, Mary Fafutis Morris y Jorge Segura Ortega, investigadores del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la UdeG analizaron los beneficios de la inulina en el organismo al ser empleada como suplemento alimenticio.

Se encontró que este carbohidrato disminuye los niveles de amonio en personas con cirrosis hepática.

La cirrosis hepática inicia cuando se producen daños repetitivos de manera crónica que perjudican la capacidad de regeneración celular.

También disminuyen el flujo sanguíneo en la zona afectada del hígado.

Delgado Rizo explica que la inulina que se ingiere se utiliza como alimento para las bacterias.

De esta manera se produce un cambio en el microbioma intestinal para reducir la absorción de amonio.

Por su parte, Fafutis Morris, encargado de la investigación inmunológica refiere:

“Hicimos los análisis, recopilamos los datos de cada grupo y descubrimos que la inulina de agave disminuía más los niveles de amonio que la lactulosa, y además, el costo económico de este suplemento para los pacientes era muy bajo”.

Te sugerimos: VIH y SIDA también afectan a los adultos mayores

Los investigadores también aclaran que la inulina no es un medicamento y tamposo es la cura para la hepatitis, sólo tiene la capacidad de disminuir el amonio.

Se buscará que en investigaciones futuras se conozcan sus efectos en las funciones inmunológicas y mecanismos molesculares.

Bajo el nombre, “Inulina de agave, una alternativa para disminuir los niveles de amonio sérico en pacientes con cirrosis hepática”, esta investigación se ha convertido ya en una solicitud de patente que busca registrar el uso de la inulina como suplemento alimenticio contra la cirrosis hepática.

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: