Tratamiento vs. VIH aumenta calidad de vida

Especialistas dijeron a SUMEDICO Radio lo importante que es hacerse una prueba de VIH y acudir por tratamiento de forma inmediata.

05/12/2011 9:02
AA
Las dos vías de contagio de VIH más importantes siguen siendo la sexual y la perinatal, aunque esta última ya puede ser prevenible, dijo a SUMEDICO Radio el doctor Jorge Saavedra López, embajador para asuntos internacionales de la Fundación AHF (AIDS Healthcare Foundation), a unos días de haberse celebrado el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, el 1 de diciembre de 2011. Escucha la entrevista parte 1, parte 2 y parte 3
 
Para dar un panorama general respecto al VIH, el sida y sus diferencias, el doctor Saavedra expuso que la mayor diferencia entre ambas es que el portador del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) puede vivir muchos años sin manifestaciones de la enfermedad, mientras que el sida es ya la manifestación del descenso en las defensas del paciente. 
 
“Lo que la gente no sabe es que el sida en sí no es una enfermedad sino un síndrome, que engloba una colección de signos y síntomas, el cual abre la puerta a las enfermedades oportunistas que aparecen en una persona que tiene las defensas bajas, por medio de manifestaciones como diarreas prolongadas, neumonías, sarcoma, pérdida de peso importante, etcétera. No obstante, los tratamientos han avanzado tanto que la diferencia prácticamente se ha ido difuminando”, señaló el doctor, quien fungió como director general del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH, CENSIDA.
 
Sobre las formas de contagio, el doctor Saavedra indicó que se mantienen las mismas de antes, aunque algunas ya están controladas y es prácticamente imposible que sirvan como vías para el virus, como, por ejemplo, la transfusión sanguínea, sobre la cual ya existe un control severo para evitar que se hagan transfusiones de sangre contaminada. 
 
“Las vías de contagio siguen siendo las mismas definidas desde hace años, la principal, por la cantidad de personas que adquieren el virus es la vía sexual sin protección, específicamente por vía del semen; también a través de la sangre con objetos contaminados, por ejemplo en personas que usan drogas inyectadas y comparten sus agujas; anteriormente también podía transmitirse por transfusión sanguínea, lo cual ya está controlado, y la otra vía importante es la perinatal, cuando una mujer embarazada con VIH puede transmitir el virus a su bebé, pero ya puede prevenirse”, reveló el especialista.
 
Mitos alrededor del VIH
 
Sobre el problema de la mala información que hay respecto al VIH/sida, el especialista refirió que uno de los peores mitos, y quizás sea el más recurrente es que el virus se transmite por formas no sexuales, lo que genera miedo entre la gente. 
 
“Había en México una asociación civil en que decía a la gente que VIH no existía, que se trataba de un complot de las compañías farmacéuticas, pero el líder de esta organización murió a consecuencia del sida, pero porque él no quería tomar los medicamentos”, refirió.
 
Para Anuar Luna Cadena, coordinador de Proyectos de la Red Mexicana de Personas que viven con VIH/sida, otro de los mitos que llegó a manejarse casi desde el descubrimiento de la enfermedad es el relacionado con el castigo divino.
 
“Este es muy representativo de la forma tan negativa como actuamos, porque quienes tienen VIH son vistos como culpables que están pagando con la enfermedad por haber hecho algo malo en vida, y eso hace mucho daño”, manifestó.
 
Sobre el apartado de derechos humanos, el especialista manifestó que la discriminación y la estigmatización son los factores que provocan miedo y, por ende, que en materia de derechos humanos existan violaciones a los derechos elementales de las personas que viven con VIH o sida. 
 
No obstante, más allá de la discriminación en los empleos, por ejemplo, Anuar Lucna considera que es importante exigir un respeto a los derechos sexuales y reprodutviso de las personas con VIH.
 
“Esto quiere decir que las personas que vivimos con VIH tenemos derecho a tener relaciones sexuales sanas, a tener una pareja, a vivir una vida con amor así como derecho al placer y a tener hijos. Pero como existen tantos mitos sobre el sexo y los hijos con VIH se violan los derechos sexuales y reproductivos. Inclusive aún hay médicos que les dicen a las señoras con VIH que no pueden tener hijos porque ponen en riesgo la vida de su bebé”, indicó.
 
Avances y tratamientos
 
Para el doctor Saavedra es importante recordar que existen tratamientos que no curan ni el sida ni el VIH, pero sí pueden ayudar a que una persona pueda vivir muchos años y con calidad de vida. 
 
“Cuando una persona con VIH tiene defensas por debajo de los 350 cd4, linfocitos, hay que comenzar con el tratamiento aun cuando no haya enfermedad manifiesta. Actualmente hay casos de gente que tiene 25 años con el virus, situación que han permitido los tratamientos. Entre los años 1995 y 1996 se descubrió que la combinación de tratamientos daba calidad de vida y prolongación de la vida. Ahora, la gente debe saber que los medicamentos son gratuitos, necesarios, y también es importante saber si se tiene VIH, hacerse una prueba para poder llegar al tratamiento a tiempo”, indicó. 
 
Ante el cuestionamiento sobre la efectividad de las campañas de prevención, el especialista refirió que se sí ayudan a que reduzca la tasa de contagios, “pero esto también tiene que ver con el tratamiento. Y es que las personas con un buen tratamiento disminuyen la posibilidad de transmitir el virus. Con una carga viral indetectable, la posibilidad de no transmitir el virus puede llegar a rozar el 96 por ciento, casi lo mismo que un condón, cuya efectividad es del 99 por ciento”.
 
El doctor Saavedra indicó también que  ahora se utiliza la prevención combinada, la cual tiene que involucrar al tratamiento como prevención, además del condón, pero “quienes tienen VIH deben iniciar al tratamiento de inmediato, pero tener una mejor calidad de vida y reducir la posibilidad de transmitir el virus”.
 
Finalmente, Anuar Luna Cadena abundó en lo importante que es la presencia de más consejeros que ayuden a los pacientes que reciban un diagnóstico de VIH positivo. 
 
“En México es importante señalar que no hay consejeros capacitados para aplicar la prueba de detección de manera oportuna, así como la necesidad de ampliar la cobertura del tratamiento. Hay que conocer quién vive con VIH porque necesitan recibir consejería de calidad para darles la información que necesitan y saber también que el tratamiento es efectivo y pude generar una gran diferencia para sus vidas”, concluyó.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: