Tratamientos contra el ébola

Los tratamientos aún están en fase experimental; sin embargo la OMS ya dio autorización de que se utilicen en humanos.

13/10/2014 3:22
AA

 En la actualidad no existe vacuna o tratamiento eficaz probado contra el virus del ébola; sin embargo, ante la emergencia sanitaria internacional por el brote en África Occidental, que ya ha cobrado más de 4 mil vidas, y la llegada de la enfermedad a Estados Unidos y Europa, la Organización Mundial de la Salud, aprobó el uso de medicamentos experimentales.

 
La agencia de salud de la ONU consideró ético y una exigencia moral utilizar los fármacos contra el ébola no probados en humanos como el Zmapp, el TKM, Favipiravir, o el suero de convalenciente.
 
El más famoso de los tratamientos experimentales es el Zmapp. Se administró exitosamente a dos misioneros de Estados Unidos que se recuperaron. 
 
El paciente de origen liberiano, que falleció el pasado 8 de octubre en Dallas, recibió el fármaco antiviral brincidofovir, un tratamiento experimental fabricado por el laboratorio estadounidense Chimerix, sin embargo se le aplicó cuando ya estaba en estado crítico.
 
Por otro lado, el primer ciudadano británico infectado por ébola, que consiguió superar la enfermedad, recibió Zmapp; mientras que la primera paciente francesa con ébola, una enfermera voluntaria que fue repatriada desde Liberia, recibió el alta tras recibir varios tratamientos experimentales, aunque no se especificaron cuáles. 
 
Al respecto, la compañía japonesa Fujifilm Holdings lanzó un comunicado en septiembre, donde anunciaba que su tratamiento Avigan, que contiene Favipiravir, fue administrado a la paciente francesa.
 
En cuanto a los pacientes alemanes, tampoco se indicó qué tratamientos se les han administrado.
Miguel Pajares, que llegó a España procedente de Liberia el 7 de agosto, recibió el suero Zmapp, pero sin éxito, porque falleció el 12 de agosto. Al segundo religioso español repatriado, Manuel García Viejo, no se le administró este fármaco, porque las existencias estaban agotadas. Se pensó en tratarle con suero de convaleciente, pero falleció antes. 
 
Las religiosas Paciencia y Catherine, que superaron el virus en Liberia, no llegaron a tiempo pero donaron su sangre para que fuera utilizada en futuros enfermos.
 
En cambio, Teresa Romero recibe suero de las hermanas Paciencia y Catherine desde que el 6 de octubre fue diagnosticada de ébola. A falta del Zmapp, también se le administra el antiviral Favipiravir, experimental en humanos, pero eficaz en animales pequeños. 
 
Desde el viernes, España cuenta con Zmab,  versión anterior al Zmapp, pero no se le administra a la paciente, pues tiene efectos secundarios que no lo hacen recomendable por el momento.
 
En el caso del suero de convaleciente, poder administrarlo mediante transfusión sanguínea, el grupo sanguíneo del donante y del receptor deben coincidir, además de descartar que el donante tenga otras enfermedades.
 
¿Qué es el Zmapp?
El Zmapp es un cóctel de tres anticuerpos, el 13C6, el 13F6 y el 6D8. Son grandes proteínas (inmunoglobulinas) que tienen la capacidad de reconocer a ciertas moléculas y unirse a ellas. Se unen a partículas con las que «encajan», como un rompecabezas.
 
Los investigadores dicen que puede usarse en humanos cuando se produce un accidente de laboratorio, en el que se conoce la naturaleza del patógeno, y ha sido diseñado para ser usado varios días después de la infección, cuando las pruebas de análisis para detectar al ébola ya han dado sus resultados.
 
Son fármacos con un proceso de creación lento y al ser un medicamento experimental, hasta el momento la producción de este fármaco es muy pequeña. 
 
¿Qué es el TKM?
El TKM-Ébola, de la compañía Tekmira (Canadá), recibió financiamiento del Departamento de Defensa de Estados Unidos para su desarrollo y asegura haber completado una primera fase de pruebas clínicas con éxito. Sin embargo, se ha sido administrado a ninguno de los enfermos de ébola en Occidente.
 
¿Y las vacunas?
Las primeras vacunas contra el ébola, no llegarán al menos hasta enero del 2015 cuando empiecen a probarse en los países afectados por la enfermedad en África occidental.
 
La reunión de los expertos de la OMS impulsó el desarrollo prioritario de dos vacunas: la del adenovirus tipo 3 del chimpancé y la de la estomatitis vesicular. Ninguna de ellas se ha ensayado en seres humanos para intentar frenar el ébola, pero la ChAd3, sí ha sido utilizada con otras enfermedades y aparentemente es segura (Con información de ABC).
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: