Tratamientos integrales para obesidad infantil

La Dra. Ma. Eugenia Irazábal señala que la familia es un factor importante para que el niño logré el objetivo de mantener un peso saludable.

07/07/2010 2:14
AA

México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil, uno de cada cuatro niños presenta este mal, que de no atenderse impactará en su calidad de vida cuando sean adultos, señala la Doctora María Eugenia Ibarzábal Ávila, Coordinadora de la Clínica de Trastornos de la Conducta Alimentaria del Hospital Médica Sur.

Falta de actividad física, costumbres alimentarias inadecuadas, factores genéticos y cuestiones afectivas e incluso psiquiátricas son causas de la obesidad en niños, es por eso que su diagnóstico debe ser integral, señala.

La experta, encabeza la primer área hospitalaria especializada en obesidad infantil, que trabaja bajo estos preceptos. Cada caso es estudiado por pediatras, nutriólogos, fisioterapeutas, psicólogos y psiquiatras que trabajan con toda la familia para establecer un programa de trabajo, descartar enfermedades físicas y complicaciones propias de la obesidad.

Las recomendaciones

Señala la María Eugenia Ibarzábal, a través de un comunicado de prensa, que bajar de peso se recomienda a niños mayores de 7 años o para niños más pequeños que tienen condiciones médicas asociadas.

La pérdida de peso, señala, debe ser lenta y sostenida, entre 500 gramos por semana o por mes, dependiendo del caso. Los métodos para lograr el objetivo son: una dieta saludable y aumentar la actividad física.

“Si su hijo tiene sobrepeso –comenta la Dra.Ibarzabal- es muy importante que le permitan saber que lo apoyarán. Los sentimientos de los niños acerca de sí mismos con frecuencia están basados en los sentimientos que sus padres tienen acerca de ellos. Si ustedes los aceptan en cualquier peso, es más probable que se sientan bien acerca de ellos mismos. También es importante que hablen con ellos acerca de su peso, permitiéndoles compartir sus preocupaciones”. concluyó.

Algunos consejos de la Dra. Ibarzábal

-Ser realistas acerca del peso de ustedes mismos y de sus hijos. El primer paso es enfrentar el hecho de que existe sobrepeso u obesidad

-No pueden solamente decirle a sus hijos qué comer y cuánto ejercicio hacer, necesitan convertirse en modelos a imitar

-Es necesario ayudar a sus hijos a tomar decisiones saludables en formas que sean de apoyo, no criticas

-Mantener en casa únicamente alimentos que integren el plan nutricional, y no los que puedan sabotearlo

-Reconocer si en su hogar se utiliza la comida como forma de compensación (consuelo) o si el peso de sus hijos se ha convertido en foco de conflicto entre ustedes y sus hijos, encuentren razones para elogiar los esfuerzos de sus hijos, celebren cambios pequeños, pero no los recompensen con comida.

-Ayúdenlos a encontrar formas de lidiar con sus emociones que no involucren comer; recuerden a sus hijos que no están solos en este proceso.

-Evitar frases como: “Estas galletas no son para ti, son para los demás de la familia que no tienen que bajar de peso.

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: