Cómo tratar el síndrome de intestino irritable

¿Con frecuencia padeces de inflamación estomacal, diarrea o estreñimiento?

04/04/2017 4:00
AA

¿Con frecuencia sufres de inflamación estomacal, diarrea, estreñimiento o retortijones, sobre todo cuando acabas de comer? Seguramente padeces el síndrome de intestino irritable.

El síndrome de intestino irritable es un trastorno funcional del tubo digestivo que afecta a cerca del 19% de la población, de los cuales las mujeres son las más afectadas.

“Se pude presentar en cualquier persona, desde los niños hasta los adultos mayores, aunque la edad donde es más frecuente es entre los 15 y 30 años”, explicó el Dr. Miguel Ángel Valdovinos, profesor de gastroenterología y motilidad en UNAM.

¿Por qué ocurre?

El especialista indica que las causas del síndrome son diversas, pero las principales son:

  • Genética
  • Padecer otras enfermedades como gastroenteritis
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Estrés
  • Microbiota alterada
  • Sensibilidad en el intestino o pared intestinal
  • Intolerancia a los alimentos

“En el 70% de los casos ocurre por la intolerancia a los alimentos como los lácteos, leguminosas, trigo, frutas, ajo, cebolla o aguacate”, indica.

Al decir intolerancia añade, no se está hablando de una alergia, pues son cosas totalmente diferentes. En una alergia, el cuerpo tiene otras reacciones como hinchazón o problemas para respirar lo que puede conducir a un shock anafiláctico. En la intolerancia sólo se tiene una molestia estomacal que va desde la inflamación hasta diarreas de corta o larga duración.

Consecuencias del síndrome

Si bien parece un problema estomacal de fácil de solución, es importante atenderlo oportunamente, ya que se pueden presentar diversas complicaciones como:

  • Procesos inflamatorios en otras áreas del cuerpo
  • Pérdida de peso
  • Fiebre
  • Enfermedades orgánicas
  • Sangrado al evacuar
  • Disminución de la calidad de vida

“Se trata de un padecimiento benigno, pero con afectaciones en la calidad de vida porque molesta y hay que tener ciertos cuidados. Cuando el problema es severo, se requiere de medicación”, dice.

¡Olvídate del malestar!

Cuando los síntomas del síndrome persisten entre seis y seis meses o más, se dice que es un padecimiento crónico, el cual dependiendo de la gravedad, requiera un tratamiento específico.

Sin embargo, todo malestar relacionado con el síndrome, debe tratarse oportunamente para evitar mayores complicaciones. Entre las medidas que se deben seguir, se encuentran las siguientes:

  • Tomar antiespasmódicos, antidiarreicos o laxantes para mejorar el movimiento intestinal.
  • Antidepresivos si el problema es mental.
  • Antibióticos si se tiene otra enfermedad que amerite su ingesta.
  • Probióticos para mejorar la flora intestinal.
  • Modificar la dieta.
  • Limitar el consumo de carbohidratos fermentables.
  • Aumentar la ingesta de fibra a unos 30 gramos por día.
  • Tomar agua a diario. De preferencia dos litros o lo que el cuerpo necesite.
  • Hacer ejercicio.

“Ante cualquier molestia hay que acudir con el médico general para que haga el diagnóstico apropiado e indique el mejor tratamiento. Sobre todo hay que evitar la automedicación”, concluye.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: