Tres razones para no comer alimentos procesados

Los daños de los alimentos procesados comienzan desde que los ingerimos

05/04/2017 4:04
AA

Los alimentos procesados son de los principales actores de las listas de compras del super, pues su fácil preparación y característico sabor los hacen irresistibles.

Lindsay Schlegel, autora de un artículo en ‘Verily’, indica que un alimento procesado es aquel que ha sido manipulado y empaquetado, por lo que hasta una calabaza cortada puede ser parte de esto; sin embargo, si conserva su valor nutricional no entra en esta categoría.

Si bien pueden ser agradables, el consumo excesivo de estos alimentos puede provocar problemas de salud, especialmente si están más procesados químicamente que mecánicamente. La razón es su alto contenido de ingredientes refinados y sustancias artificiales que pueden desencadenar diabetes, obesidad o problemas del corazón.

Los daños de los alimentos procesados comienzan desde que los ingerimos, debido a que nuestro cuerpo sufre múltiples cambios, ¿cuáles? A continuación te los decimos.

Activan el sentido de recompensa

Al comer dietas ricas en grasas, azúcar y sal, se activa en el cerebro el sentido de recompensa, lo que impide que tenga dificultades para saber cuándo hemos comido suficiente. Por ello, tendemos a ingerir mayor cantidad de alimentos.

“Esto ocurre porque contienen la energía y los nutrientes que necesitamos para sobrevivir”, explica Kris Gunnars, uno de los fundadores de la revista ‘Authority Nutrition’

Se gastan menos calorías    

Cuando consumimos alimentos, el organismo toma energía y utiliza cerca de un 10% para procesarlos correctamente, pero cuando se consumen alimentos procesados, el porcentaje pude variar dependiendo lo que se haya consumido.

Schlegel indica que esto provoca que el cuerpo tome dos veces menos calorías cuando metaboliza comidas no procesadas, sobre todo las que no contienen un adecuado nivel de fibra.

Debido a esto, no gastamos tanta energía para procesarlos y como consecuencia, se va acumulando.

Se daña el sistema inmunológico

Cualquier tipo de alimento procesado, provoca que el sistema inmune no funcione correctamente, ya que se experimentan diversos procesos inflamatorios.

Por ejemplo, el azúcar, causa inflamación, reduce energía y da a la piel un mal aspecto, mientras que la sal, provoca deshidratación, insomnio, dolores de cabeza y fatiga.

Lo mejor  es tener una dieta balanceada y consumir prebióticos (fibras no digeribles como hojas verdes y guisantes) y probióticos (bacterias vivas como las de un yogur natural) porque así el sistema inmunológico funciona mejor.

(Con información de Perú.com)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: