¿Tu hijo ronca? ¡Ten cuidado!

1 de cada 10 niños que roncan, presentan apnea del sueño

23/05/2016 1:06
AA

Roncar es algo muy común en los adultos y aunque no está establecido el motivo principal, se asocia con el sobrepeso, deformaciones del tabique nasal o el embarazo, aunque también hay niños que roncan; sin embargo, hay que estar atento a ellos, ya que podría ser la señal de alguna enfermedad que puede causar complicaciones a la salud.

Enrique Mansilla, miembro de la Red de Pediatras “Niños sanos, niños felices”, explica que cerca del 10% de los niños, son propensos a los ronquidos crónicos y la causa más frecuente es el “es el agrandamiento excesivo de las amígdalas y adenoides”, pero también por malformaciones craneofaciales y obesidad infantil.

“Uno de cada diez niños que roncan, presenta apnea del sueño caracterizada por la ausencia de respiración durante un lapso de tiempo determinado en lo que el niño deja de roncar aunque sigue haciendo movimientos respiratorios fallidos”, indica.

Explica que esto ocurre porque el aire deja de entrar a la vía respiratoria en un tiempo equivalente a tres o más respiraciones de la frecuencia normal, que termina con un ronquido fuerte que se reanuda con la respiración.

No atender el síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAHOS), a la larga puede provocar complicaciones en el niño como son:

  • Baja concentración de oxígeno lo que afecta su desarrollo neuronal, lo cual afecta a la hormona del crecimiento
  • Alteración del olfato y gusto, lo que disminuye del apetito y por consiguiente, el peso corporal
  • Agresividad, hiperactividad, falta de concentración, problemas de lenguaje y bajo rendimiento escolar
  • Resfriados, otitis (inflamación del oído) y neumopatías recurrentes
  • Alteraciones del ritmo cardíaco

Para saber si el niño padece del síndrome, hay que estar atento por si presenta los siguientes síntomas.

  • Ronca con respiración bucal, sobre todo cuando está boca arriba
  • Babea durante la noche
  • Tiene sudoración profusa al dormir
  • Sufre de pesadillas, temores nocturno e incluso sonambulismo
  • Orina la cama
  • Despierta en repetidas ocasiones y cambia de posición

“Es por ello que todo niño que ronca y sobre todo en los que se puede sospechar un SAHOS, debe ser visto por su pediatra y en caso de ser necesario, deberá evaluarse un tratamiento multidisciplinario que incluya consultas con el otorrinolaringólogo, alergista, neumólogo, fonoaudiólogo y odontopediatra”, indicó.

(Con información de Terra)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: