Tu hogar no te protege de contaminación

En lugares cerrados, existen componentes causantes de enfermedades respiratorias

14/06/2016 9:46
AA

Al pensar en contaminación, inmediatamente viene a nuestra mente la calle, los vehículos o la basura, pero nunca pensamos en los contaminantes con los que convivimos en el hogar o el trabajo, los cuales provocan múltiples padecimientos.

Los lugares cerrados albergan cientos de elementos responsables de enfermedades respiratorias y otras afecciones y a esto se le conoce como contaminación intramuros que de acuerdo al Dr. Carlos León, especialista en alergología, puede ser más dañina que la contaminación de exteriores.

El especialista explica que existen tres clases de componentes en los lugares cerrados:

  • Químicos: oxido de nitrógeno, tabaco, compuestos orgánicos, plomo y formaldehidos que están presentes en insecticidas, desinfectantes, solventes, pegamentos, muebles de madera y recubrimientos de triplay.
  • Físicos: pelo de mascotas, polvo, cabello, fibras y residuos de animales como cucarachas.
  • Biológicos: virus, hongos, bacterias, ácaros, moho o polen.

El doctor señala que las principales consecuencias de convivir con estos agentes son la irritación y ardor de ojos, nariz y garganta, náuseas, irritación de la piel, problemas respiratorios, silbidos de pecho, tos, asma, bronquitis y en algunos casos leucemia.

Los lugares donde existe mayor riesgo de contaminación son los hogares con construcciones modernas y las oficinas, además de que las personas más vulnerables son los niños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas.

Para prevenir riesgos, el Dr. León sugiere el uso de purificadores de aire, pues ofrecen una efectividad de más del 90% y son seguros para toda la familia.

“Lo recomendable es colocarlos en las habitaciones durante el tiempo que la persona esté allí, sobre todo en la de los niños quienes son más susceptibles de enfermedades respiratorias”, dijo.

Asimismo, ofrece algunos consejos para tener el ambiente lo más limpio posible:

  • Evitar cocinar con leña y madera.
  • No tener en casa barnices, pinturas y solventes.
  • No fumar
  • Tener buena ventilación
  • Evitar utilizar materiales que contengan formaldehidos
  • Mantener al día el esquema de vacunación, ya que esta es la mejor arma para prevenir enfermedades.

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: