¿Uma Thurman tiene dismorfofobia?

Se trata de un trastorno mental que lleva a quienes lo padecen a querer cambiar su aspecto.

11/02/2015 4:06
AA

La actriz Uma Thurman sorprendió a todos y provocó infinidad de comentarios por su supuesto cambio de imagen. Las especulaciones empezaron y se creyó que la protagonista de Pulp Fiction había sido víctima de una mala cirugía plástica.

La actriz apareció irreconocible en la premier de la miniserie “The slap” en Nueva York. Después del revuelo causado, Thurman apareció en varios programas de televisión para hablar de la serie en la que trabaja y sorprendió al lucir su aspecto habitual. Su cambio se debió al maquillaje.
 
Sin embargo, en varias ocasiones Uma Thurman ha declarado no sentirse a gusto con su físico, ha reconocido que tiene un trastorno mental llamado dismorfofobia.
 
“Durante años me han dicho que supuestamente soy guapa y yo jamás he creído una palabra. Sin embargo, ahora me alegro cada vez que oigo un cumplido”, reconoció Uma Thurnan, actriz que ha participado en películas como “Kill Bill”.
 
Thurman sí ha reconocido padecer un trastorno mental que lleva a quienes lo padecen a querer cambiar su aspecto, se trata de la dismorfofobia, que hace que la persona se vea a sí misma o a una parte de su cuerpo de manera totalmente distinta a cómo es en realidad. Esa parte se ve fea, deformada y grande.
 
Julia Vidal, psicóloga y directora del centro de psicología Área Humana, explicó que este trastorno afecta más a las mujeres que a los hombres y se relaciona con factores hereditarios genéticos y culturales. 
 
La dismorfofobia afecta a cualquier parte del cuerpo pero hay algunas zonas más frecuentes que otras, como la nariz, muslos, barbilla, pelo o el rostro. 
 
Uma Thurman reconoció que tenía problemas con su cuerpo desde siempre, ya que confesó que los primeros 14 años de su vida estaba convencida de tener un aspecto horroroso. “Era alta, con pies grandes y rodillas huesudas. Me sentía muy fea. Tenía nariz grande, una boca grande, y esa clase de ojos separados en los que parece que tuvieras dos peces nadando entre las orejas. Incluso hoy, cuando la gente me dice que soy bella, no me creo una palabra”, aseguró. 
 
El trastorno surge de un estrés muy grande, cuando una persona está mal, con depresión, ansiedad, o cuando alguien, muy inoportuno, te critica. 
 
La especialista indicó que la sociedad se fija mucho en la estética y parece que hay que ser perfecta; sin embargo, la dismorfofobia puede aparecer en personas muy ansiosas y muy perfeccionistas, incluso agregó que no todas las personas que tengan estas características vayan a desarrollarlo. 
 
Para tratar este trastorno, los expertos recomiendan una terapia cognitiva: racionalizar los pensamientos irracionales, contrastar con la realidad y no evitar enseñar esa parte del cuerpo que molesta, sino exponerse (Con información de ABC).

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: