Un buen emprendedor cuida y procura su salud

Problemas de dinero influyen en estar sanos, y viceversa, y planear, organizar y disfrutar, son clave para una empresa exitosa: Adina Chelminsky.

25/08/2013 4:43
AA

 “Los problemas de dinero influyen en nuestra salud y nuestros problemas de salud influyen en el dinero”. Así de contundente empezó la charla en SUMÉDICO Radio con Adina Chelminsky (*), experta en finanzas personales, quien habló este domingo con Olimpia Velasco sobre emprendedores y salud y de cómo “así como cuidamos nuestra salud física y emocional,  así debemos cuidar nuestra salud financiera”. 

Y es que, abunda la especialista: “Un problema en una de las áreas de nuestra vida afecta a todas las demás. Entonces, cuando iniciamos cualquier proyecto, incluso tener un hijo,  casarse o arrancar un proyecto para la empresa donde trabajamos, nos invade un shock de adrenalina muy alto,  te sientes invencible sientes que tienes fuerzas para todo; no duermes haciendo planes, tienes toda la energía. Pero de pronto, esa misma adrenalina nos lleva a correr el motor sin aceite”.
 
Según explica Adina Chelminsky, cuando se inicia una empresa, que no necesariamente corresponde a abrir un negocio, sino a cualquier cosa que nos estemos proponiendo, hay que entender que el motor principal es el propio emprendedor, y todo depende de él: las ideas, el tiempo, estar despierto, atento, lo que lleva a dedicarle todo el tiempo, olvidando que detrás de cualquier empresa está un ser humano que necesita cuidar de su salud. 
 
“Sin embargo, la regla mas que la excepción, es que las horas de sueño se reducen, los hábitos alimenticios se deterioran; si estabas acostumbrado a hacer ejercicio, se reducen las horas para ello y aumentan los malos hábitos, hasta que un día te das cuenta de que tu salud se deteriora”. 
 
Y Chelminskysi ejemplifica: “Si compras una computadora o una máquina nueva para tu empresa, y ves que en un tiempo necesita una actualización, no te tardas en llevarla al taller o al técnico, pero no se repara en que la herramienta más importante para esa empresa es el último en atenderse”. 
 
Consejos para emprendedores: Más no es mejor
Es muy importante, detalla Chelminsky, “cuando empiezas tú propia empresa, establecer límites de horarios en los que vas a trabajar. Una idea falsa que nos venden es que tiempo es dinero y entre más tiempo le dedique mejor y no siempre más es mejor, muchas veces mejor es mejor, es decir: 
  • Mejor tiempo
  • Más enfocado
  • No olvidar: tiempo más inteligente es mejor.
  • Establecer prioridades
  • Aprender a decir “No”
“Por ejemplo, si a las 8 quiero estar en mi casa, porque a esa hora se van mis hijos a la escuela y yo quiero estar con ellos, voy a trabajar a partir de las 8:30, o si para mi es muy importante hacer ejercicio, entonces me tomo hora y media de comida y lo hago a esa hora. Es un hecho que vas a rendir mejor en la manera que respetes las otras áreas de tu vida”.
 
Emprender no es trabajar menos
Si bien no se trabaja menos emprendiendo, “eso es una fantasía”, la especialista resalta que es posible acomodar mejor horarios, considerando horas de trabajo en la noche o en fin de semana,  pero siempre programadas.  Y es que, “un emprendedor que no sirve, es igual que una empresa que no va a durar. Así como hay una y mil maneras para emprender, del mismo modo hay mil maneras para cuidar la vida y salud personal”.

Pasos para manejar el estrés
El primer paso para manejar el estrés, según Adina Chelminsky es entender que hay cosas que están bajo control propio y otras que no y explica: “Nos obsesionamos por cosas que nos hacen perder tiempo, energía y bilis, en cosas que no controlamos”.
 
Otra recomendación es hacer listas: “No guardemos todo en nuestra cabeza, hay que bajar todo al papel; siempre decimos: ‘Es que tengo muchísimos problemas, bueno pues hay que y al hacerlo regularmente nos damos cuenta de que no son tantos. La realidad es más real en blanco y negro”, decía Octavio Paz. 
 
Otro punto que destaca la experta para control de estrés es delegar. “Muchas veces cuando iniciamos un nuevo proyecto sentimos que si no lo hacemos nosotros no va a salir bien, y esto es totalmente falso. Al no delegar quitamos a los demás la posibilidad de aprender y de hacer bien las cosas; entones se vuelve un círculo vicioso,  yo lo hago porque nadie lo hace bien, y nadie lo hace bien porque no aprende. Entonces delegar es fundamental para producir mejor y por salud”.
 
El que reconoce Chelminsky como el cuarto punto para manejo de estrés es disfrutar. “Cuando empiezas un proyecto lo haces con emoción, porque lo quieres hacer,  pero muchas veces en el transcurso de los primeros meses perdemos el gusto. Si bien el trabajo no necesariamente es divertido siempre, sí puede ser apasionante, pero si se sufre, es importante revaluar si realmente se está haciendo algo que se quiere y se necesita. 
 
Organización
Según la experta, cuando se emprende algo hay que sentar objetivos y prioridades, “lo importante vs lo urgente”. Y es que, afirma: “Cuando emprendes tienes recursos limitados, la base  de la ciencia económica es que tenemos necesidades ilimitadas y recursos limitados, y como emprendedores tenemos limitado el dinero y el tiempo, entonces hay que aprender a utilizar de mejor manera el recurso del dinero y el recurso del tiempo.
 
Crisis nerviosa
Por otro lado, si a la mitad de la empresa, cualquiera que èsta sea, se atraviesa una crisis, Chelminsky afirma que lo primero es aceptarla, como el momento que da la oportunidad de decir “paro, revalúo y sigo”, porque no hacerlo conlleva al caos, entonces la reflexión debe ser: ¿Qué desató esta crisis, cómo me puedo organizar mejor y, muy importante, que he venido haciendo bien”. 
 
Y cómo chingaos le hago…
Para concluir, Adina Chelminsky habló de su nuevo libro “Y cómo chingaos le hago…”, una guía de finanzas personales para entender cómo manejar nuestra vida financiera, sin estrés en exceso.
 
“Hay un capítulo que toco sobre salud. Un tema muy importante es la protección que te puede dar el dinero, hablando de seguros médicos, de testamentos, porque a fin de cuentas,  la riqueza que te puede dar el dinero no sólo tiene qué ver con lo  material, sí es importante, pero tiene que ver también con protección, con poder solventar un imprevisto, con saber que tienes un futuro asegurado, tranquilo.
 
La especialista concluye así comparando los principios para cuidar la salud y el dinero. “Muchos de los puntos que usamos para cuidar la salud son los mismos para cuidar el dinero: el sentido común, la cordura, el pensar en el hoy, en el mañana, el tener buenos hábitos. Son cosas que si le cambias cuerpo o alma por cartera y dinero es exactamente igual. Lo más importante en la vida no es el dinero,  puede ser, pero vaya cómo ayuda el saber manejarlo bien”. 
 
(*) Adina Chelminsky es economista, maestra en Finanzas. Autora de la columna «Aprendiz de brujo»

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: