Un mal sueño vulnera el sistema inmunitario

Problemas metabólicos, enfermedades cardiovasculares, así como descenso en la productividad son problemas relacionados con la falta de sueño.

14/03/2013 3:31
AA

La importancia del sueño para el ser humano va más allá de sentirnos descansados al día siguiente, ya que, de acuerdo con la doctora Yoali Arana(*), de la Clínica del Sueño de la UAM, la calidad y cantidad de sueño se relaciona con la capacidad de defensa que tiene nuestro sistema inmunitario.

“En nuestra sociedad es muy frecuente que restrinjamos el tiempo para dormir, por diversas razones, porque quedan deudas de sueño y éstas repercuten negativamente en nuestro organismo, porque se altera la arquitectura del sueño. Entonces, si esto sucede, entonces tendremos repercusiones dirunas”, explicó.

La doctora aclaró que dormir no es descansar, sin embargo, dormir con una buena calidad de sueño sí puede significar que tengamos un buen descanso.

“Hay muchas investigaciones que relacionan este fenómeno. Y una de las más recientes se realizó alrededor de las vacunas, y se demostró que las personas que tienen una buena cantidad y calidad de sueño desarrollan una mayor cantidad de anticuerpos para defenderse de la enfermedad para la que se vacunaron, sin embargo, con un mal sueño, entonces no se crean los anticuerpos necesarios. Esta es la razón por la que mucha gente, a pesar de vacunarse, sigue contagiándose de muchas enfermedades”, indicó.

La doctora señaló que otro ejemplo de la relación entre el sueño y el sistema inmunitario es la gran cantidad de enfermedades respiratorias y alergias que padecen aquellos que tienen trastornos respiratorios durante el sueño, “por eso siempre señalamos que los problemas se incrementan cuando el paciente tiene menor calidad de sueño, ya que está menos protegido contra enfermedades”, explicó.

También hay alteración en los niveles hormonales, y se ha registrado una correlación entre personas con índice de masa corporal alto y la falta de sueño, “a causa de la liberación de hormonas, porque hay pacientes con obesidad que tienen trastornos de sueño, entocnes se hace un círculo vicioso que se controla atacando primero el problema de sueño, para que puedan dormir bien, y después la obesidad, para que ya pueda bajar de peso”, explicó.

Refirió que muchos estudios sobre las enfermedades relacionadas con el sueño revelan una alta incidencia en problemas respiratorios, cardiovasculares y hormonales por una mala higiene del sueño.

“Ahora ya sabemos que dormir mal hace que nos enfermemos de cualquier cosa, nos hace más vulnerables”, señaló.

Pero, por el contrario, también indicó que “si estamos enfermos y podemos dormir más, entonces nos recuperamos más rápido, porque se observa que un sujeto enfermo con cualquier proceso viral tiene una recuperación más rápida a diferencia de un sujeto que no puede dormir más del tiempo que duerme normalmente cuando está enfermo”.

Finalmente, señaló que las empresas y oficinas deberían poner atención a los roles y horarios de trabajo que van rotándose, ya que la falta de sueño “aumenta el ausentismo, afecta la productividad, aumenta la cantidad de accidentes laborales, así como las renuncias. Estudios han demostrado que una orientación en la higiene del sueño de los trabajadores ayuda disminuir los accidentes y el ausentismo”, concluyó.

(*) Dra. Yoali Arana
Clínica del Sueño de la Universidad Autónoma Metropolitana
ctds@xanum.uam.mx


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: