Un tumor puede hacer crecer a otros

Investigación mexicana demostró que los tumores no solo se alimentan a sí mismos, sino que pueden ayudar a crecer a otro tumor con una genética diferente.

07/05/2012 12:14
AA

 Los investigadores hace tiempo encontraron que un tumor que produce células malignas va contagiando a todas las células que emanan de él haciendo que tumor crezca y poco a poco se disemine por el torrente sanguíneo para crear metástasis.

Pero una nueva investigación mexicana demostró que estas células pueden seguir contaminando a las células de otro tumor, a un cumulo de células que aun no se volvían malignas pero las ayudan a crecer y a dañar al cuerpo rápidamente al entrar en contacto con ellas.

Esta investigación hizo a Alfonso Dueñas González, del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM, a ganar el premio CANIFARMA 2011 en Investigación Básica, galardón que desde 1974 otorga anualmente la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica, por su trabajo y demostración in vivo.
 
El investigador señaló que en la naturaleza, el material genético puede intercambiarse entre células y organismos de diferentes tipos. Por ejemplo, existe intercambio de ADN de virus a bacterias, de bacterias a plantas, y de bacterias a animales, en un proceso llamado transmisión lateral u horizontal del ADN.
 
“Nosotros pensamos que si hay un tumor maligno en el cuerpo, puede liberar ADN hacia la circulación, mismo que se introduce y logra la transformación maligna de otras células que ya estaban dañadas, pero que todavía no se habían convertido en cáncer. O bien, que si ya había micrometástasis (metástasis muy pequeñas, clínicamente no identificables), el ADN liberado del tumor primario induce a las micrometástasis a crecer. A esto lo llamamos progresión horizontal del cáncer. Es lo que hemos demostrado en nuestro laboratorio”, explicó Dueñas González.
 
Asimismo el investigador indicó que el experimento les llevó 12 años porque es difícil demostrar el fenómeno, pero para lograrlo se les indujo a un grupo de ratas un cancerígeno para lograr que se les desarrollara cáncer de colon con ayuda de una inyección de celúlas humanas.
 
El problema fue que las ratas rechazan esas células porque no son propias de ellas y solo les duran una semana, según indicó el investigador, pero luego de repetirlo durante varias semanas, lograron que las ratas desarrollaron los tumores de colon porque habían logrado integrar los genes humanos, y fue así como lograron demostrar el contagio de un tumor a otro o contagio lateral.
 
 Sin embargo, Dueñas aclaró que los métodos actuales basados en microarreglos de expresión o secuenciación no son lo suficientemente finos para discernir, en todos los casos, si un tumor “metastásico” es en realidad una metástasis, o un segundo tumor primario.
“Con este trabajo ponemos en perspectiva que este fenómeno de propagación horizontal del cáncer por el ADN circulante puede suceder en vivo, y esto tiene implicaciones terapéuticas”, precisó.
 
Y finalmente Dueñas indicó que “la idea es, en un futuro, poder modificar este ambiente en la circulación, de manera favorable, para que se reduzca o desaparezca el tumor”. (Fuente: UNAM)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: