UNAM desarrolla método para detectar cáncer de mama

Trabajan en una estrategia para identificar los marcadores moleculares que ayudan a detectar la fase agresiva de la enfermedad.

13/10/2010 10:38
AA

El científico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Alejandro Zentella Dehesa, trabaja en una estrategia para identificar los marcadores moleculares que pueden utilizarse para detectar la fase agresiva del cáncer de mama.

El biólogo celular, académico del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, señaló que en México el cáncer de glándula mamaria es la primera causa de muerte entre las mujeres en edad laboral.

Su investigación, comentó, permitirá detectar el padecimiento antes de que se extienda a órganos vitales como pulmones, hígado o cerebro.

“En general, lo que mata a los pacientes no es el tumor primario, a no ser que esté en un lugar muy peculiar, sino las células enfermas que escapan e ingresan al torrente sanguíneo y linfático e invaden un tejido u órgano vital; es un proceso llamado metástasis del tumor primario”, explicó.

Alejandro Zentella Dehesa, ganador del segundo lugar del Premio Nacional de Investigación que otorga la Fundación GlaxoSmithKline y la Fundación Mexicana para la Salud, trabaja desde el año 2000 con un grupo de colaboradores para desarrollar una estrategia que explique cuáles son los mecanismos bioquímicos que participan en la propagación del cáncer de mama.

El equipo de científicos labora en la Unidad Periférica “Guillermo Soberón Acevedo”, que el Instituto de Investigaciones Biomédicas tiene en el Departamento de Bioquímica del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ).

La presencia del cáncer de mama, que aumenta cada año en México, está ligado al estilo de vida, especialmente en el norte del país y entre las clases socioeconómicas con más alto nivel de vida.

Mientras muchos grupos científicos internacionales estudian el comportamiento y las características bioquímicas, Zentella estudia el cambio bioquímico de las células normales, expuestas a las tumorales. Su estudio busca marcadores en las endoteliales, que cubren el interior de los vasos formando una monocapa.

“Las escogimos de éstos últimos, porque la metástasis requiere que las tumorales salgan del sistema circulatorio, atraviesen esta monocapa de células endoteliales, última barrera protectora que tenemos, e ingresen a los tejidos, donde crece el segundo foco tumoral, al que llamamos crecimiento metastático”, detalló.

Centrados en cómo las células tumorales escapan de los vasos sanguíneos, los investigadores comprobaron con estudios in vitro que éstas utilizan genes y programas utilizados por las normales, pero los expresan de forma aberrante, es decir, fuera de tiempo o de lugar.

“Son las células del sistema inmune que circulan por el cuerpo todo el tiempo, las que emplean estos genes y estos programas para escapar del sistema circulatorio. Cuando hay una infección identifican dónde se ubican, se fijan a las paredes del endotelio y las atraviesan para ingresar al tejido donde la infección se registra”, señaló.

Tras moléculas de adhesión

Zentella y sus colaboradores identificaron tres moléculas de adhesión que sirven como elementos para que las células tumorales se fijen a la membrana endotelial. Se trata de la Selectina E, la ICAM-1 y la VCAM-1.

Durante diez años, los especialistas universitarios han estudiado estas últimas al detalle, para conocer cómo se controla su expresión en el endotelio y qué se necesita para que se expresen, cuando el estímulo para su activación proviene de células tumorales y no de una reacción inflamatoria.

Encontraron que una variante de VCAM-1 que solamente se expresa con señales muy específicas del cáncer mamario, y por ello las aprobaron como marcadores moleculares, pues al seguir “su pista” pueden saber que la metástasis está en marcha.

Inician pruebas con ratonas

Después de entender la reacción entre las moléculas al estar en contacto con las tumorales, Zentella y sus colaboradores están por iniciar las pruebas in vivo con un modelo experimental en ratonas con cáncer mamario.

“Aún estamos lejos de poder probar estos marcadores moleculares con pacientes humanas, pero me sentiré satisfecho cuando una futura aplicación de este método predictivo pueda ayudar salvar la vida de una mujer en México”, finalizó Zentella.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: