Utilizan células de la nariz para reconstruir rodillas

Médicos suizos utilizaron células de cartílago cultivadas a partir de las narices de los pacientes

26/10/2016 8:45
AA

A medida que aumenta la expectativa de vida, los científicos buscan formas para reparar el daño en las articulaciones.

Médicos suizos utilizaron células de cartílago cultivadas a partir de las narices de los pacientes para producir con éxito trasplantes de cartílago para el tratamiento de las rodillas. La experiencia se realizó en diez adultos con edades comprendidas entre 18 y 55 años, cuyo cartílago estaba lesionado. Dos años después de la reconstrucción, la mayoría de los receptores dijeron haber tenido mejoras en el dolor, la función de la rodilla y la calidad de vida, además de que el desarrollo del tejido de reparación es similar en composición al cartílago nativo.

A pesar de este comienzo prometedor, la eficacia del procedimiento debe evaluarse rigurosamente en grandes ensayos aleatorios con respecto a los tratamientos convencionales y con un seguimiento más largo antes de sacar conclusiones sobre su uso en la práctica clínica habitual, según informan los autores en The Lancet.

Los nuevos avances médicos utilizando las propias células del cartílago articular de los pacientes (condrocitos) han sido incapaces de restaurar la estructura y la función del cartílago en el largo plazo. A medida que la población envejece y las personas viven más tiempo, hay una necesidad urgente y creciente de desarrollar una terapia eficaz para reparar el daño del cartílago.

Nuevos tejidos

Los investigadores extrajeron una biopsia (de 6 milímetros de diámetro) del tabique nasal con anestesia local utilizando un procedimiento mínimamente invasivo. Las células recogidas se multiplicaron cuando se expusieron a los factores de crecimiento durante dos semanas y luego se sembraron en membranas de colágeno y se cultivaron durante dos semanas más., creando un injerto de cartílago de 30 x 40 mm.

A continuación, el injerto se cortó con la forma adecuada y se utilizó para reemplazar el cartílago dañado, eliminado quirúrgicamente.

A pesar de grados variables de defectos en el colágeno, imágenes por resonancia magnética revelaron a los dos años el desarrollo de nuevos tejidos con propiedades de composición similar al cartílago original. Por otra parte, nueve receptores (uno fue excluido debido a varias lesiones deportivas independientes) informaron de mejoras sustanciales en el uso de su rodilla y en la cantidad de dolor en comparación con antes de la cirugía.

No se detectaron reacciones adversas, aunque se registraron dos acontecimientos adversos graves relacionados con un procedimiento de lesión independiente en la rodilla opuesta y nuevas lesiones del cartílago en otros lugares en rodilla tratada.

(Con información de Infosalus).


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: