Utilizan titanio para combatir Parkinson

Para el control y la estabilización de la dopamina, cuya ausencia provoca el Parkinson, científicos han usado implantes de titanio.

28/05/2012 9:19
AA
Implantes de dióxido de titanio han sido utilizados en ratas de laboratorio, mostrando efectividad en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson, por lo que se espera que éstos puedan utilizarse en pacientes humanos, aseguraron investigadores de la UNAM y el IPN que están colaborando juntos en dicho estudio.
 
Los síntomas característicos de la enfermedad de Parkinson (movimientos lentos, rigidez muscular y temblores en reposo) son provocados por la deficiencia de producción de dopamina, un neurotransmisor relacionado con el control de los movimientos y acciones como la conducta, las emociones, el olfato y el latido cardiaco.
 
En el experimento, los implantes de titanio fueron colocados en la pata principal de cada una de las ratas de laboratorio, realizando evaluaciones para conocer la respuesta del roedor ante el implante.
 
El estudio se realiza gracias a la colaboración de investigadores del Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina (FM), el Laboratorio de Fotónica de Geles del Instituto de Física (IF) y del Centro de Investigación en Ciencia Aplicada y Tecnología Avanzada (CICATA) del IPN.
 
Los científicos descubrieron que hubo una recuperación en la función motora hasta de un 90 por ciento en las ratas que llevaban los implantes. 
 
A pesar del éxito en la prueba de laboratorio, los especialistas consideran que aún deben cumplirse con algunos trámites protocolarios para poder aplicarlos en seres humanos. 
 
Como la dopamina muere en cuestión de minutos cuando está en contacto con el medio ambiente, pero, en este caso, el titanio funciona como blindaje para que, hasta el momento, la dopamina se estabilice hasta por 15 días. 
 
“Los tratamientos farmacológicos actuales al principio dan buenos resultados, pero con el paso del tiempo se requieren mayores dosis, hasta que finalmente ya no responden”, aseguró Gilberto Solorza Buenrostro, de la Facultad de Medicina de la UNAM. (Fuente: UNAM)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: