Vértigo por lesiones en el oído interno

Traumatismos pueden lesionar el oído interno y provocar el Síndrome Vestibular Benigno, que provoca mareos al levantarse o mover la cabeza

06/09/2011 7:48
AA

Te levantas de la cama o de estar sentado y, repentinamente viene un gran mareo el cual se presenta incluso cuando volteas la cabeza para ver a alguien o revisar que no vienen carros al cruzar la calle; si esto te pasa con frecuencia puede ser posible que padezcas Síndrome Vestibular Benigno.

Acorde al doctor Jorge Luis de las Casas, médico neurólogo, especialista en enfermedades extra piramidales, Parkinson y movimientos anormales, e integrante del Instituto de Neurología de Buenos Aires, este síndrome se presenta debido a desarreglos generados en el oído interno, los cuales derivan en alteraciones neurológicas.

Las causas de este padecimiento aún no se han determinado, precisó el especialista, pero se  ha establecido la posibilidad de que un traumatismo provoque que las “piedritas” que se encuentran en el oído interno se desacomoden y provoquen la sensación súbita de vértigo.

El especialista precisó: “Si bien a priori esta patología puede asociarse con algún traumatismo o una situación de esfuerzo o de exposición del oído, lo cierto es que aún no se sabe por qué se producen los episodios, y tampoco por qué razón son recidivantes, es decir que vuelven a desarrollarse meses o años después del primer episodio”.

Pese a lo fuerte del mareo, aseveró el experto, no debe de temerse una enfermedad de gravedad: “Lo primero que hay que aclararle al paciente es que se trata de una condición que no va a generarle daños -inclusive no registra asociación con trastornos permanentes del oído o con las dificultades auditivas- y que lo más conveniente ante su desarrollo es tratar de guardar reposo y concurrir al especialista, quien será el encargado de realizar lo que nosotros denominamos maniobras. Son ejercicios que, realizados por un profesional, contribuyen a restituir el orden de aquellos elementos que alteraron su posición dentro del oído”.

Los ejercicios deben realizarse en el momento de la aparición de los mareos y después de estos, para lo cual el  paciente debe acudir al lugar indicado para poder cumplir con las sesiones. Sólo se entrega al paciente una  guía para poder actuar en caso que los mareos se desarrollen en algún sitio en donde no exista la posibilidad de acudir rápidamente a un médico.

(Con información de aol.salud)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: