Vacuna contra Alzheimer genera esperanzas

Aplicada en animales transgénicos, la vacuna EB-101 ha demostrado cierta eficacia sin efectos secundarios, dijeron científicos.

17/01/2013 11:05
AA

La vacuna contra el Alzheimer, denominada EB-101, que ya ha conseguido su patente en Estados Unidos, ha sido probada con éxito en animales transgénicos que padecen las mutaciones que generan la enfermedad en los humanos.

Los experimentos realizados por los científicos del Centro de Investigación Biomédica EuroEspes demostraron no sólo que los animales no desarrollaron la enfermedad sino que se redujeron las características típicas del Alzheimer.

Ramón Cacabelos, líder del estudio, señaló que esperan que pronto se aprueben los ensayos clínicos para que la vacuna pueda aplicarse en una escala de tiempo de seis a 10 años.

Las razones de esta necesidad es que, de acuerdo con el catedrático de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, Arturo Fernández Cruz, en el mundo existen cerca de 36 millones de personas con el padecimiento, y se cree que para 2030 esta cifra esté cerca de los 66 millones.

Anteriormente se han desarrollado algunas vacunas contra la enfermedad, no obstante, su proceso clínico ha debido suspenderse debido a las consecuencias que generaron en algunos pacientes, por ejemplo en 2001, con la vacuna desarrollada por Elan Pharmaceuticals, la cual derivó en la muerte de algunos pacientes que la habían probado.

De ahí que las principales investigaciones alrededor de la vacuna tengan como objetivo reducir el riesgo de una hemorragia cerebral.

Hasta ahora, la vacuna EB-101 no ha generado ninguna clase de problema secundario en los animales transgénicos con los que se ha trabajado, inclusive, Cacabelos explicó que se detiene la enfermedad, pero no pueden resucitar las neuronas.

“Hemos observado una disminución de la morbimortalidad, por lo que la vacuna podría aumentar la esperanza de vida. No obstante, para nosotros eso no es lo más importante, sino que nuestro objetivo prioritario es mejorar las condiciones de vida de los pacientes y proteger el cerebro para que siga funcionando”, señaló Cacabelos.

Señaló también que él y su equipo están listos y dispuestos para comenzar con las pruebas clínicas en seres humano, pero están a la espera de la aprobación de las autoridades en la materia.

Para la fase preventiva, Cacabelos explicó que se trabajará con personas que tengan antecedentes familiares de Alzheimer; y para el tratamiento terapéutico se utilizará a pacientes que no hayan experimentado otras terapias, y que no presenten daño estructural en el cerebro.

“Nos tiene que guiar la prudencia y la sensatez y tenemos que avanzar hacia la medicina personalizada”, finalizó. (Con información de Europa Press)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: