Veneno de alacrán cubano curaría el cáncer

La potencia del veneno del alacrán le permite actuar en contra de los tumores y reduce el efecto tóxico de los antineoplásicos.

05/10/2010 5:41
AA

Por medio de una investigación in vitro, se llegó a la conclusión de que el veneno del Rhopalurus Junceus, un alacrán frecuente en Cuba, actúa en contra de los tumores y la metástasis, y reduce el efecto tóxico de los antineoplásicos tradicionales.

El equipo de investigación del Grupo Empresarial de Producciones Biofarmacéuticas y Químicas (Labiofam) de Cuba, comandado por el maestro en ciencia Alexis Díaz, fue el encargado de presentar por vez primera los resultados del estudio que cumple ya 10 años de haber comenzado.

El comandante del equipo, Díaz, anunció que el veneno “representa una potencial alternativa terapéutica para el tratamiento de enfermedades neoplásicas”. Sin embargo, también comentó al diario La Jornada que la producción de medicamentos a partir del veneno puede dilatar un par de años, ya que “tenemos que reproducir estos mismos experimentos, que fueron evaluados con el extracto natural.

Ahora hay que evaluarlos con cada uno de los principios activos identificados. Es una tarea muy compleja, aunque se haga en colaboración con importantes laboratorios. Además, al obtenerse por vía sintética, es decir, por ingeniería genética y biotecnología, sería un producto que va a tener regulaciones mucho mayores de las que requiere un producto natural.”

No obstante, el equipo dirigido por Díaz ya ha planteado un nuevo experimento a partir del veneno, para buscar que el efecto antitumoral se aplique en pacientes humanos enfermos de neoplasias malignas.

Los avances y resultados del estudio se divulgaron durante el primer Congreso Internacional Labiofam 2010, que se llevó a cabo del 28 de septiembre al primero de octubre, en La Habana.

Días refirió que el veneno del Rhopalurus Junceus “tiene un componente analgésico tan potente como el antitumoral y el antinflamatorio y en la práctica es difícil combinar lo que ya está combinado por la naturaleza”.

El veneno de esta clase de alacrán se utiliza en Cuba desde hace dos siglos, aunque su tratamiento antineoplásico data de hace 20 años. (Con información de La Jornada).
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: