Vengarte de tu ex sí te hará sentir mejor

Aunque no es el mejor consejo, una pequeña venganza te hará sentir mejor

16/01/2017 1:58
AA

Afrontar una ruptura amorosa no es sencillo, pues estamos tan tristes y enojados que no sabemos qué hacer para sentirnos mejor, sobre todo cuando el ex ya está como si nada hubiera pasado.

Existen muchas formas de afrontar ese momento, pero una que podría ser de utilidad, aunque no es el mejor consejo, es vengarte de esa persona, según indica un estudio de la British Psychological Society.

David Chester y C. Nathan DeWall, autores del estudio, explican que tomar una pequeña venganza cuando nos sentimos rechazados, nos ayuda a sentirnos mejor, ¿por qué?

La investigación

Los investigadores sometieron a un grupo de voluntarios a distintas pruebas.

En la primer fase, los participantes se enfrentaron a comentarios negativos que los investigadores habían diseñado y que otros efectuaban sobre una exposición personal que habían preparado. Posteriormente se les ofrecía la posibilidad de sacar su enfado y descontento en un muñeco virtual de vudú, por lo que habían escuchado.

En la segunda fase, se buscaron los motivos que llevaban a hacerlo y si los sujetos serían capaces de vengarse con una persona real en lugar del muñeco. Para ello, se suministró una píldora (que realmente era un placebo) a los 154 voluntarios, que les prometía mejorar sus funciones cerebrales durante el test al que se iban a someter. A algunos les dijeron que la pastilla no alteraría su humor.

Al final, los pusieron a jugar un videojuego truqueado en donde algunos jugadores tenían cierta desventaja y los hacía sentir maltratados. Durante la segunda ronda del juego, los maltratados tenían la posibilidad de perjudicar a los demás con un sonido muy molesto en los auriculares.

Los resultados

Tras evaluar los datos, los investigadores observaron que quienes habían creído que la pastilla mantendría su humor inalterable, elegían no molestar a sus rivales a pesar de que se habían sentido igual de rechazados que todos. La razón es que creyeron que como su estado de ánimo no se iba a alterar, no tenía sentido arremeter contra otros.

En cambio lo que no les dijeron que la píldora no alteraría su humor, sintieron más deseos de tomar represalias contra los otros, por ejemplo, activar el sonido molesto al jugar el videojuego. La mayoría hizo uso de él.

Los investigadores concluyeron que la venganza no es algo que disfrutan quienes elegían ponerla en práctica, son que lo hacían como una fórmula para sentirse mejor.

Asimismo, indicaron que este estudio ayudará a entender que no estamos solos en la reacción de vengarnos y que preferir que a otros les vaya mal, sólo es un mecanismo de autodefensa.

(Con información de El País)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: