Verano especial para niños con diabetes

Este campamento les ofrece a los pequeños aprender y entender su enfermedad de una forma creativa y hasta divertida.

25/07/2010 6:29
AA

La Diabetes tipo 1 es la enfermedad crónica más común en niños y puede afectar incluso a bebés. Su tratamiento se centra en la  aplicación de insulina varias veces al día, de la mano de una alimentación equilibrada, actividad física, monitoreo de glucosa y educación sobre el padecimiento.

El número de personas con diabetes tipo 1 se ha triplicado en los últimos 50 años, afectando a 1 de cada 300 niños, de acuerdo con Carmen Ortega, directora Ejecutiva de la Asociación Mexicana de Diabetes (AMD).

En SUMEDICO adelantamos hace unos día que con la llegada de las vacaciones es importante buscarle a los pequeños que padecen este mal actividades que enriquezcan su formación y que, a la vez,  sean divertidas y seguras.

Por ello y con el objetivo de lograr que las niñas, niños y adolescentes, de 8 a 17 años obtengan mayor independencia, seguridad personal y una actitud positiva en la aceptación de sí mismos, la Asociación Mexicana de Diabetes, ha creado Tonalli, un campamento que les ofrece la oportunidad de tener una experiencia que les ayudará a aceptar y controlar mejor su enfermedad.

Con  veinte años de experiencia, el campamento ha logrado que los niños compartan sus vivencias entre sus iguales, aprendiendo de los demás y entendiendo que no están solos en su enfermedad, explica  Gabriela Alarcón, educadora en diabetes y presidenta de la AMD.

Aprendiendo sobre la diabetes
En México, alrededor de 400 mil menores de 15 años la padecen, por lo que es importante que los chicos tengan un aprendizaje integral sobre diabetes. Es por esto que durante este campamento se imparten talleres sobre la importancia del equilibrio entre glucosa e insulina,  aspectos nutricionales,  hiperglucemias, hipoglucemias y cetonas, así como de hábitos sanos de vida y prevención de riesgos, aspectos emocionales, tipos de insulina.

Además,  las actividades deportivas y recreativas ocupan un lugar importante.
Durante el verano, se hace hincapié en la importancia que tiene el conocer los grupos alimenticios y en cómo deben ser combinados para no afectar su glucosa. También se les enseña a  contar sus carbohidratos y sus equivalencias con la insulina que tienen que  administrarse todos los días.

Además, se les brinda una plática a los papás para que estén enterados de todas las actividades que realizaran sus hijos, y se les explica que es importante darle continuidad a la autonomía que han adquirido los pequeños respecto a su salud y su vida diaria.

Endocrinólogos pediatras, médicos generales, enfermeras, nutriólogos, psicólogos, asesores capacitados y voluntarios que padecen la enfermedad, conforman el equipo del trabajo que cuida y capacita a los niños durante esta aventura.

¿Quiénes están invitados?
Los requisitos que se le pide cumplir a los chicos es presentar su historia clínica, una fotografía reciente tamaño infantil, el resultado de su última Hemoglobina Glucosilada (mínimo 2 meses), así como acudir a una entrevista con los médicos especialistas, el día y hora que se programe en la Asociación Mexicana de Diabetes.
La cuota de recuperación del campamento es de 6 mil 800 pesos que incluye transporte a 
“Las Peñas” (en Ticumán, Morelos), hospedaje, alimentos, insumos para el monitoreo de la glucosa, materiales, etcétera.

Lo más importante es que los niños tengan la oportunidad de tener una experiencia que les ayudará a aceptar y controlar mejor su enfermedad.

Para mayor información puede consultar la página de la Asociación Mexicana de Diabetes http://www.diabetesmexico.org/

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: