Vestimenta puede darnos seguridad

La ropa se convierte en nuestra identidad, nos influencia y nosotros decidimos y nos reflejamos en ella, explica psicóloga.

19/11/2014 4:00
AA
¿Influye la ropa que llevas puesta en tu estado de ánimo? Existe un nuevo concepto que se llama “psicología de la moda” o “cognición investida “que estudia la influencia de la ropa en los procesos psicológicos de quien la porta.
 
Así se explica porqué una persona puede sentirse más confiada al ser atendida por un médico que usa su bata blanca y su estetoscopio o por qué adoptamos una actitud de alerta cuando vemos a una persona vestida de uniforme, sea bombero, policía o militar.
 
Psicólogos, sociólogos, neurólogos y diseñadores han estudiado el fenómeno. Recientemente la Dra. Karen Pine, profesora de Psicología del Desarrollo en la Universidad Hertfordshire en Inglaterra, hizo un ejercicio con sus alumnos para saber si ir vestidos con la camiseta de Superman cambiaba su actitud.
 
El resultado fue que al vestir la prenda con el logo característico del superhéroe, algunos alumnos se describieron como más agradables, más fuertes y dijeron sentirse superiores al resto de los estudiantes.
 
La anécdota la cuenta Pine en el libro “La psicología de la moda”, donde explica que la ropa sí puede influenciarnos y una de las formas es a través de su significado simbólico, porque se adoptan las características que se asocian a la prenda, lo que tiene el poder de cambiar la forma de pensar, eso se llama “cognición investida”.
 
Otro motivo por el que la ropa nos puede animar o no,  son los recuerdos que tenemos ligados a cierta indumentaria. Llevar una prenda a la que le damos un significado especial puede desencadenar un sentimiento, señala la especialista en entrevista con el diario ABC.
 
“Como adultos, la ropa se convierte en nuestra identidad, actúa como un receptáculo para nuestros recuerdos, nuestros sueños y experiencias, esto se explica por la teoría del aprendizaje asociativo.
 
Esta relación, señala Pine, se retroalimenta porque la ropa nos influencia y nosotros decidimos y nos reflejamos en ella, por ejemplo, nuestro estado de ánimo puede inducirnos a vestir de forma desaliñada. 
 
De acuerdo con un estudio realizado por la misma especialista en 2012, de 100 mujeres que participaron, el 57% señaló que cuando se sentían decaídas preferían vestir pantalón de mezclilla y una camiseta ancha. Al verse vestidas así, su estado de ánimo decae más.
 
Cosa diferente son los estudios que se han hecho sobre la forma de vestir y cómo eso influye en las personas que nos rodean. (Con información de abc)
 

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: