Vida más saludable con dieta mediterránea

Mujeres que consuman pescado, aceite de oliva, vegetales y fruta fresca viven más años de forma sana.

06/11/2013 12:34
AA

Quien siga una dieta balanceada puede aumentar en un 40 por ciento su sobreviviencia después de los 70 años, comentó la investigadora Cecilia Samieri, miembro postdoctoral. El estudio, supervisado por ella fue realizado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard y en el Hospital Brigham and Women’s, en Boston.

Además de una alimentación sana y el pronóstico de una prolongada vida, las mujeres bajo esta dieta no presentaron deterioro físico, salud mental o habilidades del pensamiento. Aún así , la investigación no probó causalidad entre comer mejor y tener una vida más larga. La actual investigadora del INSERM y de la Universite de Bordeaux consideró que la mejora del 40 por ciento es sustancial.

Las que seguían de cerca la dieta mediterránea eran más propensas a vivir más de 70 sin enfermedades cardiacas, diabetes u otras enfermedades crónicas siendo clasificadas como “envejecientes sanas” a diferencia de aquellas que no siguieron una dieta de cerca con estas carácter´siticas. Samieri expresó que “el once por ciento de las participantes fueron clasificadas como envejecientes sanas en general”.

Samieri y equipo evaluaron la dieta y los expedientes médicos de más de 10 mil mujeres libres de enfermedades crónicas importantes entre 56 y 64 años en un periodo de1984 y 1986  mismas a quienes recurrieron 15 años después.

Cabe señalar que este estudio fue publicado el 5 de noviembre en la revista Annals of Internal Medicine bajo el financiamiento del  Instituto Nacional del Cáncer ) y los Institutos Nacionales de Salud (Estados Unidos).

¿Cuál es la dieta mediterránea?

Consta del consumo de frutas, verduras, legumbres, granos integrales y pescado, así como una ingesta baja en carnes rojas y procesadas; además de un consumo moderado de alcohol. También se contempla en ella monoinsaturadas como el aceite de oliva y cantidades bajas de grasas saturadas.

Aunque el estudio no observó a los hombres, Samieri señaló que en estudios anteriores sobre la dieta y un envejecimiento sano no hallaron diferencias sexuales, ” parece razonable creer que el beneficio sería similar”. Sin embargo, añadió, esa suposición está por comprobarse.

El análisis sugiere que los patrones dietéticos saludables en general tenían un mayor impacto que cualquier alimento individual. Por su parte, otros estudios encontraron que las dietas saludables, se vinculan con una mejor salud a largo plazo, pero este nuevo estudio solo es observacional, señalo Connie Diekman, directora de nutrición universitaria de la Universidad de Washington, en St. Louis.

“No se puede vincular de forma concluyente la causa y  efecto”, dijo Diekman, ex presidenta de la Academia de Nutrición y Dietética  quien apuntó que en las limitaciones del estudio se observaron dos cuestionarios sobre la alimentación durante el periodo del estudio, lo que provee una idea que dista mucho de ser integral de los hábitos alimentarios verdaderos.

Sin embargo, señaló Diekman, hay muchos motivos para promover unas dietas mejores, como la mediterránea.”Sabemos que unas conductas más saludables en mujeres y hombres se convierten en patrones, y por ende en un estilo de vida que fomenta la salud”, concluyó.
(Con información de: Med Line Plus)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: