Vigorexia se presenta más en hombres

El exagerado culto al cuerpo es alentado por el ideal estético que se maneja en anuncios publicitarios, cine y televisión, señala experto.

24/10/2011 7:08
AA

¿Al hacer ejercicio tu objetivo principal es tener un cuerpo musculoso?, este ideal estético está provocando que se presente con mayor frecuencia un trastorno llamado vigorexia, que al contrario de la anorexia y la bulimia, se da más entre hombres.

Este exagerado culto al cuerpo, explica el psicólogo Antoni Grau, es alentado por el ideal estético de cuerpos que parecen esculpidos que aparecen en anuncios publicitarios, el cine, el deporte y hasta en muñecos.

Jefe de Gestión del Conocimiento e Investigación del Instituto de Trastornos Alimentarios de Barcelona, Grau refiere un estudio internacional en el que se analizó la anatomía de diferentes muñecos infantiles comercializados en las últimas dos décadas.

De acuerdo con la investigación, estos juguetes están cada vez más hipermusculados, esto, explica el especialista puede dar pie a un trastorno posterior.

Así como las mujeres tienen como ideal el cuerpo de la muñeca Barbie, los hombres ven los cuerpos musculosos de sus héroes de la infancia.

Otros estudios, han determinado que tener un cuerpo como Barbie es imposible, por su extrema delgadez, mientras que para desarrollar músculos como los “hombres de juguete” se debe tener un trastorno alimenticio, señala Antoni Grau.

Por lo regular, un trastorno como la vigorexia se empieza a presentar al final de la adolescencia, pero expertos señalan que puede comenzar antes en cuadros subclínicos para luego manifestarse más tarde.

Pero para que una persona se sienta afectada por la presión social que exige cuerpos bien formados, los afectados deben presentar algunas vulnerabilidades psicológicas que favorecen su desarrollo, la principal es el miedo a parecer débiles o enclenques.

Por malas experiencias de infancia o adolescencia, como lo son burlas por ser muy delgado o de baja estatura, su intención al desarrollar hipermusculatura es compensar el daño que se le hizo a su autoestima.

Antoni Grau da unos tips para detectar que una persona padece vigorexia:
 

  • Realizan sesiones de ejercicio de más de seis horas diarias
  • Siguen una dieta desequilibrada, dando prioridad al alto consumo de proteínas
  • Más del 50% utiliza hormonas anabolizantes, además de otras sustancias como cocaína o efedrina para aumentar su rendimiento físico
  • Se aíslan cada vez más de la sociedad, evitan restaurantes donde no controlan la dieta, evitan todo tipo de relaciones sociales.

El psicólogo refiere que la mayoría de las personas con vigorexia son conscientes de su mal, pero se empiezan a tratar hasta que tienen un problema secundario, como la infertilidad por el abuso de anabólicos, hipertensión arterial o cáncer.

La depresión es otra psicopatología asociada a la vigorexia y aunque aún no se demuestra cuál es el mejor tratamiento para superar este trastorno, la experiencia señala que combinar el control de la dieta y terapia psicológica ayuda a que muchos pacientes superen el problema.
(Con información de europapress.com)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: