Vino tinto ayuda a flora intestinal

Estudio encontró que las personas que consumen vino tinto tienen una mejor función intestinal debido a los componentes benéficos del producto.

26/06/2012 5:23
AA

Consumir una copa de vino tinto al día es bueno para la salud cardiaca, según afirman algunos estudios, pero uno nuevo dice que esta bebida además ayuda al buen funcionamiento intestinal gracias a los polifenoles que contiene.

Según estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), en colaboración con investigadores del programa Ingenio-Consolider (FunCFood), encontró que los polifenoles, es decir los compuestos que contienen frutas, verduras, café, vino y chocolate,  inhiben a  las bacterias que no benefician a los humanos, y ayudan a una mejor reproducción de bacterias buenas para la flora intestinal, lo que asegura una flora intestinal equilibrada que puede proteger contra afecciones como los trastornos intestinales, las enfermedades inflamatorias, el cáncer y la obesidad.

Estos resultados publicados en American Journal Clinical Nutrition, se obtuvieron luego de estudiar durante 20 días, en 10 hombres, como estos compuestos del vino actuaban en su intestino.

Para el estudio, los hombres se dividieron en tres grupos, dos de ellos tomaron vino con el mismo número de polifenoles, pero unos lo consumieron con alcohol y otros, libre de alcohol, mientras que el tercer grupo consumió ginebra.

Al analizar la función intestinal de cada grupo de hombres, se encontró que en quienes bebieron vino tinto, aumentó la proporción en heces de bacteroidetes y bifidobacterias, situación que no sucedió en los hombres que estuvieron bebiendo ginebra, indicó el autor del estudio,  Francisco J. Tinahones .

Esto, porque las sustancias del vino no son todas digeridas o absorbidas, sino hasta que llegan al intestino, donde ayudan a la destrucción de toxinas y carcinógenos, a la vez que contribuyen al desarrollo del sistema inmune y modula el estado inflamatorio.

Sin embargo, los científicos señalaron que al haber una inmensa diversidad de microorganismos en el cuerpo humano, y tomando en cuenta que cada individuo es diferente,  los componentes ingeridos pueden variar de persona a persona.

Por ello declararon importante conocer el perfil de la microbiota intestinal de cada persona, como su dieta, porque el tipo de nutrientes que ingiere inciden directamente en el tipo de bacterias intestinales que presenta, y de ellas depende incluso si le ayudan a regular su peso o si contribuyen al sobrepeso. (Con información de ABC)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: