5 formas de violencia “invisible” en relación de pareja

La Organización Mundial de la Salud (OMS) habla de un comportamiento dominante hacia la mujer.

27/09/2017 2:15
AA
violencia en la pareja

Es importante que los padres de familia hablen con sus hijos sobre el tema, ya que la violencia no sólo se da hacia las mujeres, también los hombres pueden ser víctimas.

La violencia en la pareja,  también conocida como violencia doméstica incluye violencia física, sexual y psíquica. De acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), en México, seis de cada 10 mujeres han padecido alguna agresión.

Te sugerimos: Test: ¿sufres de violencia?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) habla de un comportamiento dominante hacia la mujer y este incluye la indiferencia, las acusaciones de infidelidad o impedirle ver a sus amigas.

Al respecto, fue en 2209 cuando la Unidad de Género del Instituto Politécnico Nacional (IPN) se dio a la labor de conocer la dinámica en las relaciones de pareja en estudiantes de entre 15 y 25 años. Realizaron una encuesta con más de 14 mil jóvenes.

Los datos que se obtuvieron encendieron los focos rojos sobre un problema de violencia en la pareja desde edades tempranas. Por ello, te presentamos los 7 datos encontrados por los investigadores, que son los tenues signos de violencia, los “invisibles” porque a veces lejos de identificarlos son aceptados y alimentados.

Es importante que los padres de familia hablen con sus hijos sobre el tema, ya que la violencia no sólo se da hacia las mujeres, también los hombres pueden ser víctimas.

La violencia en la pareja puede ser ejercida por hombres o mujeres

1. Prohibir el contacto con amigos, compañeros de trabajo o compañeros de escuela.

2. Celos de algún amigo o familiar.

3. Expresarse de tu pareja de forma desagradable con él/ella, con familiares o amigos, así como insultos y palabras hirientes.

4. En su ausencia, revisar las pertenencias personales como: celular, correo electrónico, redes sociales, mochilas, bolsas, carteras o cuadernos.

5. Ejercer presión por medio del silencio o la indiferencia para que la pareja cambie algún comportamiento.

¡Alerta! Otras manifestaciones encontradas fueron, pellizcos, empujones, jalones de cabello, patadas, ahorcar o asfixiar e inclusive forzar la relación sexual.

Si no atendemos esta problemática desde la violencia “invisible”, esta crecerá, o no será siquiera identificada por el agresor: la aceptaremos hasta que su última consecuencia, de la cual, no habrá solución ni retorno.

También te recomendamos: Daños físicos y emocionales de la violencia

Descubramos estos temas, no hay que callar. Una pareja que practica la comunicación, puede lograr un mayor entendimiento del complejo problema o ser apoyados por especialistas.

Recuerda que nadie somos vulnerables en la pareja, así como ninguno es “la parte más importante”, la pareja es de dos personas y ambas siempre tendrán fortalezas o malos ratos. Un buen acompañamiento no significa competir, menospreciar o insultar: ambos “valen” lo mismo.

Y tú, ¿qué buscas en una pareja? ó ¿por qué elegiste la pareja que tienes?


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: