Violencia física deteriora salud de la mujer: OMS

Atacar el problema de la violencia contra la mujer es difícil, porque en algunos casos las mismas mujeres la ven como algo “normal”, dice estudio.

10/04/2013 4:12
AA

El 90% de las mujeres ha sufrido violencia en el noviazgo, señala uno de los últimos estudio al respecto realizado por el Inmujeres-DF.

Al mismo tiempo, el 30% de ellas, con edades fluctuantes entre los 12 y los 29 años, señalaron vivir violencia de pareja en la actualidad, siendo los celos el principal motivo, pero considerando que se trata de “el precio del amor”.

Por otro lado, los varones que ejercen violencia contra sus parejas reconocieron vivir en ambientes en donde domina la violencia física, con un padre que controla a las mujeres a base de poder y hostilidad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que se trata de jóvenes que tienen amigos sexualmente agresivos que los enseñan a controlar a las mujeres a base de afectos y placer.

Las investigaciones más recientes respecto a los noviazgos violentos señalan que una vez que hay la aceptación de ser pareja, y después de tener relaciones sexuales con ellos, los varones consideran que su novia es de su propiedad y tienen derecho de controlarla en muchos aspectos.

En un estudio internacional, aplicado en 10 países, denominado “Estudio multipaís de la OMS sobre salud de la mujer y violencia doméstica”, la OMS señala que la violencia que se aplica de parte de la pareja tiene relación directa con la mala salud de las mujeres.

El texto indica categóricamente que “El sector de la salud puede tener un papel decisivo en la prevención de la violencia contra la mujer, contribuyendo a la detección temprana de los malos tratos, proporcionando a las víctimas el tratamiento requerido y derivando a las mujeres a los servicios idóneos para suministrarles la atención e información necesarias. Los servicios de salud deben ser lugares donde las mujeres se sientan seguras, tratadas con respeto y no estigmatizadas, y donde reciban información y apoyo de calidad”.

De acuerdo con Yakın Ertürk, relator especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias, y quien redactó el prólogo de la edición, el estudio “desafía” el concepto de seguridad que se le ha dado al hogar, y demuestra que son las relaciones íntimas en donde más violencia puede ejercerse contra ellas.

Señala también que resulta difícil que se actúe con oportunidad y eficacia ante un caso de violencia doméstica, ya que en muchas ocasiones las mujeres que son violentadas consideran que se trata de algo “normal”.

A pesar de todo, también se señala que de acuerdo con el derecho internacional sobre derechos humanos, los estados están obligados a tomar medidas para la prevención y castigo de la violencia contra las mujeres.

Sobre los antecedentes hallados durante la investigación para este modelo de estudio, la OMS señala que la violencia contra la mujer es un tema más complicado y hondo de lo que podía pensarse hasta 1999, de acuerdo con las cifras reveladas por estudios realizados en 35 países, las cuales indican que, en aquellas épocas:

  • Entre el 10% y el 52% de las mujeres había sufrido maltrato físico por parte de su pareja en algún momento de su vida
  • Entre el 10% y el 30% había sido víctima de violencia sexual por parte de su pareja.
  • Entre el 10% y el 27% de las mujeres declaró haber sido objeto de abusos sexuales, siendo niñas o adultas

La violencia física y sexual del estudio se midió preguntando a las mujeres entrevistadas si habían padecido las siguientes situaciones:

  • Bofetadas o lanzar algún objeto que pudiera herirla
  • Empujones o tirones del cabello
  • Goles con el puño u otra cosa que pudiera herirla
  • Golpes con el pie, ser arrastrada o recibir una paliza
  • Estrangulamiento o quemaduras
  • Amenazas con una pistola, un cuchillo u otra arma, bien o si se había utilizado cualquiera de estas armas contra ella
  • Ser obligada a tener relaciones sexuales en contra de su voluntad
  • Tener relaciones sexuales por temor a lo que pudiera hacer su pareja
  • Ser obligada a realizar algún acto sexual que considere degradante o humillante

El tema se aborda desde diferentes perspectivas, como violencia contra la mujer infligida por la pareja, por una persona distinta a la pareja, así como estrategias de defensa para la mujer violentada, y la manera como la violencia afecta su salud, y puede ser consultado en línea.

Finalmente, entre las principales recomendaciones que se hacen tras concluir con el estudio, la OMS señala acciones definitivas como reforzar los compromisos en cada nación, promover respuestas de atención, involucrar a los sectores educativo y de salud, así como brindar apoyo y sensibilizar a los integrantes de los sistemas de justicia penal.

Al respecto, Lee Jong-Wook, director general de la OMS, indica que “se requiere urgentemente una mayor inversión en programas encaminados a reducir la violencia contra las mujeres y apoyar medidas basadas en los resultados y recomendaciones del estudio. Debemos sacar a la luz el problema de la violencia doméstica, examinarlo como haríamos con cualquier otro problema de salud prevenible y adoptar las mejores medidas disponibles”, concluye. (Fuente: OMS)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: