Vitamina C, buena contra tuberculosis

Esta vitamina, añadida a los medicamentos para la tuberculosis actuales, podría reducir la duración de los tratamientos, sugiere estudio.

21/05/2013 5:04
AA

 Si los tratamientos contra la tuberculosis fueran adicionados o fortificados con vitamina D, podrían ser más efectivos e incluso durar menos, señaló un estudio de la Facultad de Medicina Albert Einstein de la Universidad de Yeshiva, en Nueva York.

El hallazgo, que se publica en Nature Communications, sugiere una nueva de investigación para el diseño de mejores medicamentos, para combatir las bacterias que se encontró, se vuelven resistentes.

 El equipo de William Jacobs, quien lideró la investigación, detectó que las bacterias de la tuberculosis resistentes a la isoniazida (un componente farmaceútico) eran deficientes en una molécula llamada mycothiol.

“Pensamos que la bacteria de tuberculosis que no puede producir mycothiol contiene más cisteína, un aminoácido. Así, predijimos que si añadimos isoniazida y cisteína a la cepa resistente a isoniazida en cultivo, las bacterias desarrollarían resistencia. En su lugar, terminamos matando el cultivo, algo totalmente sorprendente”, afirmó Jacobs.

Los investigadores creen que la cisteína ayudó a eliminar las bacterias de la tuberculosis, actuando como un “agente reductor” que desencadena la producción de especies reactivas de oxígeno -radicales libres-, que pueden dañar el ADN.

“Para probar esta hipótesis, se repitió el experimento con isoniazida y un agente reductor diferente, la vitamina C. La combinación de isoniazida y la vitamina C esterilizó el cultivo de la bacteria de la tuberculosis. Así, nos quedamos sorprendidos al descubrir que la vitamina C por sí misma no sólo esteriliza la tuberculosis sensible a los medicamentos, sino también cepas de tuberculosis multi y extremadamente resistente”, señaló Jacobs.

Para justificar el uso de vitamina C en un ensayo clínico, Jacobs tenía que encontrar el mecanismo molecular por el cual la vitamina C ejerce su efecto letal, y encontraron que provocaba una reacción Fenton, que producián especies de moléculas de oxígeno reactivas que eliminan a las bacterias de la tuberculosis.

A pesar de los buenos resultados, Jacobs afirmó que no se sabe si tengan el mismo efecto en humanos, y aún se necesitan más estudios, para reducir los 1.4 millones de vidas que se pierden anualmente por esta bacteria según indico la OMS. (ABC)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: