Vitamina D contra cáncer de mama

Se ha constatado que la vitamina D y algunos inhibidores de la proteasa pueden convertirse en futuras terapias.

29/01/2013 3:38
AA
La vitamina D es una opción «muy prometedora» contra el cáncer de mama, todo esto según una investigación desarrollada por la Universidad de Saint Louis y publicado en la revista especializada Journal of Cell Biology.
 
Para los especialistas, la investigación sobre cáncer de mama triple negativo ha dado «tres pasos hacia adelante» gracias a los descubrimientos que se obtuvieron con el estudio.
 
«Se ha descubierto un mecanismo molecular que contribuye a la formación de este tumor y tres biomarcadores que pueden ayudar a identificar a los pacientes que podrían beneficiarse del tratamiento», afirman los investigadores.
 
La autora principal de la investigación, Susana Gonzalo, profesora asistente de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Saint Louis, explica que el cáncer de mama triple negativo es resistente al tratamiento y a menudo mortal.
 
«Éste afecta en mayor medida a la mujeres más jóvenes», afirma.
 
Se ha constatado que la vitamina D y algunos inhibidores de la proteasa pueden convertirse en futuras terapias. Esta conclusión se obtuvo gracias a la financiación de 376 mil euros por parte del Departamento de Defensa de los Estados Unidos.
 
La quimioterapia es el tratamiento más común para las mujeres que nacen con mutaciones en los genes BRCA-1. Esta terapia tiene múltiples efectos secundarios, por lo que la comprensión de la biología de los cánceres de mama triple negativo. 
 
«Ayudaría a desarrollar estrategias terapéuticas menos tóxicas», declara Gonzalo.
 
«El origen de este tipo de cáncer es la activación de una vía que permite a las células tumorales crecer sin control y reduce la sensibilidad de este tumor a las actuales estrategias terapéuticas», «No obstante, la vitamina D juega un papel en la desactivación de esta vía», señala la especialista.
 
El nuevo tratamiento de células deficientes en BRCA-1 restaura los niveles altos de 53BP1, el cual es un factor de reparación del ADN. Por ello, concluye que una combinación de vitamina D y de los inhibidores de la polimerasa PARP, puede representar una nueva estrategia terapéutica para el cáncer de mama con mal pronóstico, menciona Gonzalo.
(Con información de Europa Press)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: