Vitaminas y minerales te mantienen sano

Su función es protegerte contra infecciones, enfermedades respiratorias, también ayudan a formar y oxigenar la sangre.

22/07/2010 1:56
AA

Las enfermedades crónicas que desatan la obesidad se están presentando cada vez en personas más jóvenes, lo que habla de la necesidad de hacer un cambio de hábitos alimenticios y de incorporar el ejercicio como una disciplina diaria de vida.

La base de una buena alimentación es el consumo de proteínas, grasas y azúcares; pero con estas sustancias van de la mano las vitaminas y minerales, indispensables para darle al organismo una nutrición adecuada.

Entérete cuales son las vitaminas y minerales que debes consumir y que te pueden ayudar a mantener un peso adecuado que te mantenga sano y alejado de enfermedades como la diabetes, hipertensión y males cardiacos.

Vitamina A – Mejora la resistencia del cuerpo contra las infecciones, protege la vista y evita la ceguera nocturna. Esta vitamina está contenida en verduras y frutas como: zanahoria, espinacas, acelgas, brócoli, papaya, zapote, chabacano, melón, así como en la leche, queso, hígado y yema de huevo.

Vitamina C – Ayuda a evitar enfermedades respiratorias, favorece la cicatrización de heridas, evita el sangrado de encías. La encontramos en frutas y verduras como: guayaba, fresa, piña, naranja, toronja, mandarina, lima, jitomate, pimiento morrón, chile, brócoli, espinacas y berros.

Vitamina E – Protege al organismo de diversos tóxicos que se encuentran en el medio ambiente como el plomo, mercurio y el ozono. Esta vitamina la podemos encontrar en aceite de origen vegetal, como el de maíz, en cereales integrales y en pescados. Cuando el consumo es por automedicación puede producir efectos tóxicos y presentar molestias como: dolor de cabeza, fatiga, náuseas, visión borrosa y problemas digestivos.

Ácido Fólico – Ayuda a la formación de la sangre y evita la anemia. Los alimentos que lo contienen son: hígado, huevo, carne, acelgas, quelites, brócoli, trigo integral, nueces y avellanas.

Hierro – Es un componente esencial de la sangre, sirve para llevar el oxígeno a todo el cuerpo, ayuda a mejorar el rendimiento y el aprendizaje. Lo obtenemos del frijol, las lentejas, garbanzo, hígado, yema de huevo, nopal, chiles secos, espinacas, berros, betabel y alfalfa.

Calcio – Es un mineral indispensable en la formación y crecimiento de los huesos, es valioso para las funciones musculares normales y la coagulación de la sangre. Está presente en la leche, tortillas, sardinas, charales, quesos, berros, semillas de girasol, nueces y almendras.

(Fuente: IMSS)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: