¿Cómo vive Grace a un año de tomar cannabidiol?

Las convulsiones disminuyeron y es más atenta a su entorno

23/10/2016 12:12
AA

El 21 de octubre de 2015, Mayela Benavides y su esposo anunciaron que su hija Grace, quien padece Síndrome de Lennox-Gastaut, había tomado su primera dosis de cannabidiol para tratar los ataques de epilepsia, que en un día podían llegar a ser hasta 400.

A un año, los padres han informado que la pequeña ha tenido importantes mejorías pues ahora es más atenta, no tiene tantas crisis convulsivas y puede estar libremente en el piso sin golpearse.

A sólo cinco semanas de comenzar a tomarlo, Grace reportó una disminución del 30 al 40% de las convulsiones, además de que la duración de cada una pasó de siete u ocho minutos a tres o cuatro.

La madre explica a través de su página de Facebook “Por Grace”, que está realmente feliz por los efectos que el tratamiento ha tenido en su hija.

“Recuerdo que hace un año no pudimos dormir sólo de estar a la expectativa de qué pasaría con Grace al iniciar con su tratamiento de Cannabis Medicinal, era algo completamente nuevo, ¡pero que deseábamos desde hace tiempo!”, escribió.

Benavides explica en este primer año, no sólo cambió la vida de Grace sino de toda la familia.

“Ahora es una niña más atenta, que está más consciente de su entorno, que puede interactuar con su hermana, que ya no tiene tantas crisis y puede estar libremente en el piso sin temor de golpearse, que sonríe y que besa, que intenta dar pasos y subir escalones con ayuda, que se queja cuando algo no le gusta”, compartió.

Asimismo agradeció a todos los que hicieron posible esta oportunidad para su hija.

“Hoy sólo agradezco a Dios por esta oportunidad que nos brinda para el bien de nuestra hija y de poder compartirla con muchos más que lo necesitan, de ver a tantas familias felices por los resultados positivos en sus hijos”.

La vida de Grace

En la misma página de Facebook, Mayela comparte los diferentes momentos de Grace como sus clases de hidroterapia y el área de educación especial.

“Grace ingresó al CREE, A.C en el área de Educación Especial cuando tenía 1 año y medio. Desde entonces había estado en el salón de Inicial I y justo ayer nos acaban de dar la noticia de que la cambiaron a otro salón: Inicial II. ¡Estamos felices y seguros que este cambio será para su bien!”, escribió

Asimismo se aprecian las fotografía de su nueva etapa en donde luce sonriente y tranquila.

Grace nació sana

Raúl Elizalde, el padre de Grace, explica para Huffington Post, que su esposa tuvo un embarazo normal con todas las atenciones médicas antes, durante y después del parto.

El único problema que tuvo Grace al nacer, fue que se le dificultó respirar pero en general estaba sana.

“Los días transcurrieron y su madre notaba algo diferente en ella, no estaba teniendo el mismo desarrollo en comparación con otros bebés de su edad y hacía movimientos extraños. Yo siempre intenté negarlo diciendo que “estaba bien” que solamente “exagerábamos”. Pero los estudios no fallan, su primer diagnóstico: epilepsia”, escribe.

A partir de ese momento, la peregrinación con neurólogos pediatras y médicos especialistas comenzó para la familia Elizalde.

Durante años probaron con diversos medicamentos y para sus ocho años, ya había intentado con 19 anticonvulsivos, hasta cuatro al mismo tiempo pero nada funcionó.

“Pudiera escribir hojas y hojas de los tratamientos alternativos que probamos sin éxito, es por eso que el 20 de noviembre de 2013 decidimos realizarle una callosotomía, intervención quirúrgica que separa los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro buscando una disminución de sus crisis. La cirugía no funcionó”.

La cannabis no los convencía

Ante la desesperación de ver a su hija sufriendo, Relata, decidieron buscar medicina alternativa hasta que descubrieron la cannabis, la cual mostraba resultados favorables, aunque en un comienzo, no les convencía.

“Para nosotros fue un choque cultural, ¿cómo era posible que esta planta pudiera ayudar a nuestra hija? Al principio no lo creímos, habíamos recibido demasiada información negativa de la marihuana toda nuestra vida, pero valía la pena informarnos”, confesó.

Tras investigar y descubrir que realmente podía ayudar a su hija, se lo propusieron a su médico Saúl Garza Morales  quien optimista, consideró que podía funcionar.

Sin embargo, lograr que lo aprobaran en México no fue sencillo, aunque la familia demostró que tampoco imposible.

Así el 20 de octubre de 2015, Grace tomó su primera dosis y desde ese día, recuperó el sueño que no había tenido en meses y tuvo menos convulsiones.

“Con el paso de los meses sus crisis eran menos agresivas, después menos frecuentes, cada día más despierta”.

Después de ver los resultados, el médico le retiró otro medicamento y a los pocos meses, redujo las dosis de los otros dos que tenía. El resultado fueron menos ataques, pues de los 400 que tenía, ahora no pasan de 20.

(Con información de El Universal y Huffington Post)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: