Volumen alto puede afectar la memoria

Un experimento realizado con ratas determinó que escuchar ruidos altos puede causar también de aprendizaje en jóvenes.

21/08/2013 4:03
AA

Los jóvenes que están expuestos a escuchar música a todo volumen  pueden sufrir daños en el cerebro, lo  que causaría afectaciones en su memoria y en los mecanismos de aprendizaje, de acuerdo a un estudio realizado en Argentina y publicado en la revista Brain Research.

Científicos utilizaron ratas para ubicar los daños que causan los altos decibeles del sonido en seres en desarrollo, por lo que experimentaron con roedores de entre 15 y 20 días, lo que sería el equivalente en jóvenes de entre 6 y 19 años, quienes son los más expuestos  a escuchar música en alto volumen.

Los animales fueron expuestos a sonidos con intensidades de entre 95 y 97 decibeles, lo que los especialistas consideraron un nivel alto de volumen. Luego de dos horas, descubrieron que las ratas sufrieron daño celular en el cerebro, en la zona del hipocampo, donde se relacionan los procesos de aprendizaje y la memoria, según los expertos.

Laura Guelman, coordinadora del proyecto e investigadora del Centro de Estudios Farmacológicos y Botánicos de la Universidad de Buenos Aires (UBA) explicó que “Usamos ratas porque tienen un sistema nervioso parecido al de los humanos».

Los daños que tuvieron los animales fueron severos, por lo que  Guelman  dijo “Esto sugiere que lo mismo podría ocurrir en humanos en etapa de desarrollo, aunque será difícil de comprobar debido a que no podemos exponer a niños a este tipo de experimentos».

El ruido que es de intensidad de entre 70-80 decibeles, es considerado seguro.  Generalmente en  un concierto, los niveles oscilan entre los 110 decibeles, indicaron los especialistas.

En tanto, María Zorrilla Zubilete, docente e investigadora de la Facultad de Medicina de la UBA, advirtió que “Se podría hipotetizar que los niveles de ruido a los cuales se exponen los chicos en las discotecas o escuchando música fuerte por auriculares podría llevar a déficits en la memoria y atención a largo plazo».

Con dicho estudio, también se demostró que exponerse a un sonido fuerte una vez, es más dañino que  la exposición de manera prolongada, pues utilizaron dos grupos de roedores; el  primero, que fueron sometidos a dos horas del ruido una vez; y el segundo, que experimentó la misma dinámica una vez al día por dos semanas.

Los resultados obtenidos fueron que el primer grupo de ratones sufrió mayores daños.

Los especialistas concluyeron que se debe a la “plasticidad neuronal”. Ante dicho descubrimiento,  Guelman indicó que «Es posible que ante un estímulo más prolongado el cerebro tenga tiempo de ir reparando sus lesiones».

 Laura Guelman, sin embargo,  aclaró que el tipo de sonido que utilizaron es  “sonido blanco”, es decir, “una señal que contiene todas las frecuencias de sonido, y que se percibe como si fuera el ruido de un televisor mal sintonizado», explicó.

«En cambio la música que escuchan muchos de los chicos contiene sólo algunas frecuencias, y todavía no sabemos qué es exactamente lo que causa el daño», afirmó la especialista.

Los científicos dijeron que en un futuro  pretenden determinar  el «mecanismo molecular» por el que se afecta el cerebro, específicamente, la zona del hipocampo, ya que la investigadora aclaró que “no sabemos si el daño se genera directamente por las vibraciones del ruido o si el sonido activa neurotransmisores que provocan el problema».

Lo que sí aseguraron los científicos, es que dicha investigación debe prevenir a los jóvenes para que no escuchen música en tan altos niveles de volumen.

(Con información de BBC Mundo)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: