Voluntarios dan placer sexual a personas con discapacidad

La ONG Hand Angels en Taiwán ayuda a personas con inmovilidad a sentir placer sexual

11/05/2017 11:45
AA

Cada vez es más fuerte la lucha de los derechos laborales y humanos de las personas con discapacidad que les permitan vivir como cualquier otra persona; sin embargo, hay un área que no se toma mucho en cuenta: la sexualidad.

A pesar de los avances en la concientización sobre los derechos de las personas con discapacidad, aun predominan muchos tabúes o pensamientos erróneos sobre la sexualidad, la cual se considera es imposible o inexistente.

Para revertir esto, la ONG Hand Angels ubicada en Taiwán, busca voluntarios que ayuden a las personas con discapacidad con serios problemas de movilidad a tener placer sexual durante 90 minutos.

El inicio de los voluntarios

El fundador de la asociación, Vincent, indica que la idea surgió por los problemas a los que él mismo se enfrenta al vivir con poliomielitis.

“He tenido una vida difícil. Por eso cuando veo a alguien con discapacidad como yo, lo siento por ellos. Me veo a mí mismo en ellos”, declara.

Añade que el servicio más básico que se ofrece es el de la masturbación tanto en hombres como mujeres.

“Es un proceso completo, desde tocar a la persona hasta ayudarle a llegar al orgasmo”, detalla.

Buscando voluntarios

Las personas que deseen ser voluntarios, deben tener una preparación previa y deben estudiar por largo tiempo el estado del usuario.

“Aunque el servicio dura en sí sólo 90 minutos, pasamos alrededor de seis meses preparándonos”, explica Daan, uno de los voluntarios.

Hasta ahora, la asociación ha ayudado a seis personas y aunque muchos críticos consideran sus acciones como prostitución, Vincent indica que es algo legal en aquel país.

“Si piensan que soy una trabajadora sexual, me parece bien. Otras fundaciones están generalmente financiadas por grupos religiosos o grupos de padres y ellos piensan cómo ayudarles a conseguir trabajo o a vivir de forma independiente, pero no piensan en sus derechos sexuales y eso es lo que hacemos nosotros”, resalta Anan, otra voluntaria.

Al final, la única meta de Vincent y todos los miembros de Hand Angels, sólo buscan una cosa: felicidad.

“Muchas personas cercanas no tienen una vida feliz, tienen un montón de problemas con su vida sexual. Yo quiero vivir en un entorno en el que pueda ser feliz y en el que pueda ayudar a mis amigos a ser felices también”, concluye Vincent.

(Con información de BBC)


2 comentarios

    Carlos mayo 12, 2017 a las 3:10 pm

    Que cunda el ejemplo de esta ONG

    Carlos mayo 12, 2017 a las 3:14 pm

    Tenemos deseos y necesidades sexuales como cualquier persona y no poder llevarlos acabo es frustrante

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: