Voz Pro Salud Mental, en apoyo a pacientes y sus familias

Voz Pro Salud Mental participó en la organización del Primer Foro de Salud Mental en la Cámara de Diputados .

09/11/2017 7:36
AA
grupo Voz Pro Salud Mental

Gabriela Cámara Cáceres, presidenta del grupo Voz Pro Salud Mental

¿Quién no conoce a alguien que en la fiesta de Navidad siempre echará a perder la velada? Ese alguien muy probablemente tenga un trastorno mental y nunca se ha atendido, o ni siquiera lo ha querido reconocer. En nuestro país el 16% de la población tiene algún trastorno de este tipo, que puede ser depresión, trastorno bipolar, ansiedad, esquizofrenia, trastorno limítrofe de la personalidad o trastorno dual, que es cualquiera de los anteriores con adicción.

Así lo explica Gabriela Cámara Cáceres, presidenta del grupo Voz Pro Salud Mental, que reúne fundamentalmente a pacientes y familiares de personas que padecen alguno de los males que afectan la mente. Ella y toda su familia pasaron por momentos muy difíciles pues el estudio del cerebro humano era muy incipiente cuando los síntomas en uno de sus hermanos se recrudecieron e hicieron crisis. Tiene trastorno bipolar.

De ahí surgió la necesidad de buscar información, saber qué se hacía en otros lados del mundo y ver cómo se podía ayudar. Voz Pro Salud Mental nació en Cuernavaca en el año 2000 cuando su fundadora, Carla Hammeken, por necesidad propia, como ocurre con el resto de los integrantes de la organización, investigó y se enteró que en Estados Unidos había formas de hacer más llevadera la situación tanto para los pacientes como para sus familias. Fue allá y se trajo la información.

¡Tierra a la vista!

Gabriela y su hermana se enteraron que en Cuernavaca daban unos cursos. Se llamaba “De familia a familia”, cuyo origen era la National Allience for Mental Illness. Fueron allá y encontraron alivio a sus preocupaciones.

El curso que se imparte se llama Tierra a la vista porque “es como ir en un barco a la deriva y finalmente ver tierra”.

En ese taller, que se empezó a desarrollar en Guadalajara, se apoya a los pacientes y a sus familiares a conocer la enfermedad y a adentrarse en sus enfoques biológicos, sicológicos y sociales, pues generalmente sólo se pueden entender de una manera multifactorial; se explica cómo funciona el cerebro y cómo operan los medicamentos.

Se da especial importancia a la comunicación en la familia y a la necesidad de poner límites a los pacientes. “Es muy importante saber también cómo cuidarnos nosotros como cuidadores”.

¡Estábamos en el closet!

Y una cosa importantísima: combatir el estigma que hay en todos nosotros y en la sociedad acerca de las enfermedades mentales. “Pareciera que es más aceptada una persona que tiene una adicción que alguien que tiene un padecimiento mental”.

Gabriela Cámara platica que cuando iniciaron “pensábamos que íbamos a ayudar a pocas familias. ¡Pero resulta que estábamos en el clóset! Y ya para 2006 era una gran cantidad de gente”.

Es muy importante que las personas reconozcan que tienen un problema y lo atiendan. Reconoce que muchos pacientes tratan de esconder que tienen una enfermedad por miedo a perder amigos. “Los trastornos mentales son más comunes de lo que pensamos y hay que acudir al especialista. Como quien tiene diabetes tiene que recibir tratamiento”.

Ya se logró incrementar el presupuesto

Como agrupación, Voz Pro Salud Mental participó en la organización del Primer Foro de Salud Mental en la Cámara de Diputados pues los recursos que se dedicaban a la salud mental eran de apenas 0.75 por ciento del presupuesto general de salud. Gabriela nos refiere que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que sea el 10%.

Gracias a la labor que han realizado, los recursos ya corresponden al 2%. “Ya la OMS ha establecido que no puede haber salud si no se incluye la salud mental”.

Voz Pro Salud Mental trabaja muy de cerca con el Instituto Nacional de Psiquiatría, cuya titular es la doctora María Elena Medina Mora. De los especialistas han logrado conocer que si bien el 16% de nuestra población tiene algún trastorno mental, la proporción sube al 26% si hablamos de trastornos neuropsicológicos (como epilepsia, tumores, Alzheimer).

Señala que para estas enfermedades, la ciencia es muy joven. A partir de 1990 se empieza a estudiar el  cerebro en acción. Y es necesario saber cómo funciona la genética y cómo influye el medio ambiente, asegura.

El curso que imparte Voz Pro Salud Mental incluye además información nutricional, se enseña a meditar, se enfatiza la necesidad del ejercicio físico, así como aprender nuevas formas de comunicación e interrelación paciente-familia.

Esta agrupación realiza grupos de apoyo una vez al mes y los cursos se imparten dos veces al año. Cada dos meses se presenta una película en el Cineclub del Instituto Nacional de Psiquiatría en la que se aborda algún trastorno mental.

Sus redes sociales son: en Facebook vozprosaludmentaldf y en Twitter @vozprosalud


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: