Zapatos, necesarios pero sin tacón

Experto afirmó que este tipo de calzado puede causar importantes lesiones en los pies por la mala posición.

19/07/2013 3:26
AA

Todos necesitamos usar zapatos para proteger a los pies de la contaminación del medio ambiente, pero en ocasiones son vistos más como un accesorio que como una prenda de protección, sobre todo en el caso de las mujeres que eligen diseños hasta con 15 centímetros de alto, dijo Luis Beltrán Dávalos, encargado del Departamento de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital General Regional No. 1 Vicente Guerrero del IMSS.

De acuerdo con el experto, es posible usar tacones, sin sufrir daños, pero este no debe medir más de cuatro centímetros de lo contrario puede afectar en forma considerable ambas extremidades.

El médico especialista en Ortopedia explicó que la característica principal por lo que la mayoría de los zapatos son utilizados por las mujeres es porque contribuyen a verse bien vestidas y estilizar al máximo su figura, sin interesarse en los posibles daños físicos a corto y largo plazo.

El experto señaló que un par de tacones incrementan artificialmente la estatura de las personas, pero también aumentan el riesgo de sufrir accidentes, lesiones y deformidades.

“El hacer uso por tiempo prolongado de este tipo de calzado, altera la naturaleza del pie y ocasiona graves daños que van más allá de la cuestión estética: callos, juanetes, inflamación en la planta o parte inferior del pie y dolor en la unión de los dedos con el pie”, dijo.

“Para la anatomía y fisonomía adecuada del pie, y que este funcione de forma adecuada, el tacón debe tener una elevación de tres centímetros a dos centímetros y medio, y del talón a la parte anterior del pie, debe tener soporte del lado medial, para que los músculos de la parte de la planta no estén en tensión”, dijo.

Y los zapatos de tacón muy grande lo que hacen es elevar más allá empiezan a desplazar el peso del cuerpo hacia la parte anterior y el principal que sufre es el dedo gordo”.

“Otra de las consecuencias de ponerse zapatos muy altos es el cambio del punto de equilibrio del cuerpo y la pérdida de estabilidad al pisar, que pueden derivar en caídas con consecuencias severas y ocasionar fracturas de brazo, muñeca o codo, y en menor frecuencia, de rodillas o caderas (lesiones por transferencia o a distancia)”, enfatizó.

Por ello recomendó que antes de comprar unos zapatos, la persona debe estar consciente del tipo de pie que tiene, es decir si está sano o ya tiene deformaciones porque nunca se presta atención a esta parte del cuerpo. (Con información de El Universal)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: