Seguro que en tu infancia alguna vez te dijeron que ni te ocurriera tocar y menos comer las manzanitas silvestres, esos pequeños frutos rojos que crecen en conjunto en las ramas y parecen unas manzanas, debido a que supuestamente son venenosas.

¿Realmente es cierto? Te contamos toda la verdad al respecto.

¿Son dañinas las manzanitas silvestres

Las manzanitas silvestres, incluso son conocidas como manzanitas venenosas debido a que se tiene la creencia de que comerlas puede ser peligroso para la salud o hasta mortal, esto porque supuestamente contienen cianuro. 

(Foto: Pinterest) 

De acuerdo con México Desconocido, las manzanitas silvestres son de origen mexicano y su nombre real es pingüica o chinkuili. Científicamente se le conoce como Arctostaphylos Pungens.

Estas pequeñas bayas parecen manzanitas y son de color rojo, además su sabor es agridulce, pero son pastosas y secas, detalla Cocina Delirante.

¿Son venenosas? La verdad es que no y hasta el momento, no se sabe de dónde surgió la creencia de que es un fruto peligroso. De hecho, el escritor Marcelo Yarza señala que esta idea es totalmente falsa, en su libro 101 rumores y secretos (más populares) en la Historia de México.

Una investigación en 2015 del Departamento de Microbiología del Centro de Ciencias Básicas de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, destaca que las manzanitas silvestres tienen un papel clave para evitar la erosión de grandes extensiones de tierra.

Por su parte, decenas de animales silvestres se alimentan de estas manzanitas, como las ardillas, los tlacuaches, los mapaches, zorros y aves. 

Desafortunadamente, la población de arbustos de manzanitas silvestres o pingüica se está reduciendo en México, por parásitos como hongos Nicteria que secan los tallos hasta hacerlos morir, según la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

¿Se pueden comer las manzanitas silvestres?

Si, pueden ingerirse sin ningún problema y de hecho, en lugares como el Estado de México hacen tamales de estas manzanitas silvestres, mientras que los rarámuri de la Sierra Madre Occidental preparan tejuino con estos frutos hechos polvo y creen que al ingerirlo pueden lograr la prosperidad y la salud. 

(Foto: Pinterest) 

En neverías a lo largo del país, también ofrecen paletas y hasta aguas frescas hechas con alfalfa y manzanitas silvestres o pingüica.

El fruto fresco se puede usar en mermeladas y batidos; mientras que el polvo es ideal para infusión.

Además, en todo México se usan las manzanitas silvestres como medicina alternativa, pues se le atribuyen propiedades diuréticas contra la retención de líquidos. Así lo explica el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera. 

Otros beneficios y propiedades que se le atribuyen a la pingüica o las manzanitas silvestres, incluyen su uso para eliminar infecciones, aunque esto no está comprobado. También es muy usada para bajar la fiebre, sobre todo cuando se hace en infusiones.

La creencia popular apunta a que también funciona como analgésico para aliviar el dolor de cabeza, dolores musculares y cólicos. Asimismo, se le atribuyen propiedades de expectorante y ayuda a desechar flemas y desinflamar los bronquios.

Aunque no está considerada como una planta tóxica, si se consume en exceso, puede ocasionar náuseas y vómitos. Las hojas tienen arbutina que cuando es metabolizado en el cuerpo crea hidroquinona que es considerada una toxina que afecta al hígado.

Si decides probarlas es importante que tengas en cuenta que no se debe consumir ningún remedio natural sin consultar antes a un especialista, ya que podrían presentarse efectos secundarios peligrosos, especialmente si se padece una enfermedad o se toman medicamentos.

(Con información de México Desconocido, Cocina Delirante y Gourmet de México)

https://sumedico.com/trivias/conoces-los-beneficios-de-incluir-arandanos-en-tu-dieta-diaria/350759