Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Tienes dolor en el cuello, hombros y brazos? ¡Cuidado!

BARÓN ZARATEMay 15, 2022 
Tiempo de lectura: 3 mins.

La estenosis cervical es un estrechamiento del canal medular que puede comprimir la médula espinal causando dolor cervical de hombros y brazos

¿Qué es la estenosis y cuáles son sus síntomas? (Foto: Especial)

Lo + leído

Definición

La estenosis cervical es un estrechamiento del canal medular que puede comprimir la médula espinal y/o sus raíces nerviosas, causando dolor cervical de hombros y brazos de diferentes grados. 

¿Qué importancia tiene?

Se reportan de 1 a 3.5 casos por cada 1,000 habitantes y la edad de presentación más común es en la sexta década de la vida, es decir, entre los 50-59 años de edad.

(Foto: Unsplash)

¿Qué síntomas se presentan?

Puede iniciar como un proceso sin síntomas, y posteriormente estos pueden desarrollarse de forma gradual. Los síntomas pueden incluir: rigidez, dolor, entumecimiento o debilidad del cuello, hombros, brazos, manos o piernas, además de problemas en el equilibrio y coordinación que se manifiestan como tropiezos o dificultad para caminar. 

El síntoma característico es el dolor en la región del cuello, que frecuentemente está asociado a dolor en la región del hombro y diferentes grados de síntomas neurológicos e incapacidad.

La presentación clínica habitual de la mielopatía cervical dificulta el diagnóstico. Los pacientes perciben dificultad progresiva para caminar y mantener el equilibrio, que generalmente son atribuidos a la edad avanzada o a la osteoartritis de las extremidades inferiores. También pueden manifestar pérdida de la coordinación y alteraciones de la sensibilidad de las manos, resultando en dificultad para escribir correctamente.

(Foto: Unsplash)

¿Qué causa el padecimiento?

En general, es una patología resultado de cambios degenerativos de la edad que pueden condicionar la formación de osteofitos, osificación del ligamento longitudinal posterior o hernia discal central. Todos los anteriores se caracterizan por provocar cambios en la forma y el tamaño del canal y su consecuente capacidad para comprimir la médula espinal y producir síntomas.

La mielopatía cervical espondilótica es secundaria a este mismo proceso degenerativo y es la principal causa de discapacidad funcional en la población adulta.

¿Qué hacer si presento estos síntomas?

Lo más importante es consultar con un profesional de la salud especializado en cirugía de columna, quién investigará de forma individual la causa y el tratamiento necesario para su caso basándose en la historia de síntomas, examen físico y algunos estudios complementarios como los estudios de imagen de columna que pueden incluir radiografías simples, tomografía computarizada o imagen por resonancia magnética. Durante el proceso, estos estudios ayudan a tomar la mejor opción terapéutica para el paciente.

¿Cuál es el tratamiento?

En la mayoría de los casos asintomáticos o con síntomas leves, el tratamiento médico puede ser suficiente, utilizándose medidas que controlen el dolor, limitación de la actividad y rehabilitación.

Cuando lo anterior no es suficiente, la severidad de los síntomas es importante o cuando existe riesgo de lesión de la médula espinal, la cirugía es la medida terapéutica más efectiva. Se utilizan diversos métodos y la elección de cada uno debe individualizarse en cada caso.

En general, estos procedimientos consisten en descomprimir los nervios y la médula. En ocasiones es necesario un procedimiento de estabilización de la columna, apoyado de placas y tornillos. 

 

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

Más de Opinión